Home » Dietas » ¡Logra tener fuerza de voluntad para el éxito de tu dieta!

¡Logra tener fuerza de voluntad para el éxito de tu dieta!

La fuerza de voluntad es esencial para lograr el éxito de una dieta y bajar de peso. Tal vez porque has seguido demasiadas dietas anteriormente, tu parte más permisiva “te repite” sin cesar que no pasa nada por comer algún alimento que te apetece, pero ello te puede pasar factura si lo haces a diario (o varias veces en el mismo día).


La solución principal es desarrollar un poco más tu conciencia, razonando y aprendiendo a establecer límites en lo que a alimentación se refiere.


A pesar de que te concedes caprichos, seguramente tu sentido de culpabilidad está presente. Por ejemplo, dirás “mañana me propongo cuidar mi alimentación”, pero en ese momento tu mente debe llevarte a pensar con firmeza que debes comenzar hoy; ¡lo fundamental es marcarte límites!



Otro de los pensamientos que pueden invadirte es el pensar que no vas a perder peso. No te conviertas en tu propia enemiga; es probable que si otra persona te dijera eso, te enfadarías con ella. Es momento de emplear tu conciencia positiva y de confiar en ti misma.


Elige alimentos que te llenen visualmente y que al contacto con tu paladar, crujan; que te cueste masticar; y por supuesto que evite que piques cosas menos sanas; claro está, siempre pensando en las calorías.



Dos ideas muy simples para tomar a media mañana son el zumo de tomate y los bocaditos de manzana. El primero es ideal para calmar el ansia por comer; utiliza pimienta en su preparación, ya que ayuda a “engañar” los nervios del estómago, haciendo que las paredes estomacales se distiendan y así sintamos sensación de saciedad.


Las dietas restrictivas y rápidas siguen de moda, a pesar de que casi todo el mundo sabe que a largo plazo no funcionan (por el temido efecto rebote). Por lo general, se ven como una salida rápida, y aunque efectivamente pueden hacer que pierdas peso de forma “casi” inmediata, el resultado no solo puede ser momentáneo, sino también peligroso.



Por ello, es recomendable no dejarte llevar por la euforia de otras personas que han probado estas dietas y que en un primer momento nos hacen ver sus efectivos resultados. Lo mejor es seguir una dieta que nos haga perder kilos de forma gradual y sin privarte de todo. Así, pasado un tiempo, serás tú quien presuma de vientre plano y no quienes a causa de un efecto rebote inesperado hayan vuelto a ganar kilos.


Vía | lineayforma.com

Hacer un comentario:

Copyright © 2011 | Derechos Reservados. | Política de privacidad | Contacto

Un sitio de ONLIC

Google+