Home » General » ¿Eres Dueña de Tu Tiempo?

¿Eres Dueña de Tu Tiempo?

" ¿Eres dueña de tu tiempo?

Somos muchas las mujeres que nos quejamos constantemente de que no nos alcanza el tiempo.

¿Te has parado a preguntarte alguna vez, que puedes hacer y no lo estás haciendo para que realmente seas dueña de tu tiempo? Te aseguro que puedes hacer mucho para al menos ganarte una o dos horas extras al día para dedicarlas a lo que quieras.

A veces somos como máquinas, tenemos que estar disponibles para todo y todos el cien por ciento del tiempo, pero… ¿Y nosotras? ¿En que lugar quedamos?

Toma nota…. ¡Vamos a re-ordenar nuestro tiempo!

En primer lugar TÚ.

Toma una agenda y comienza a organizar tu vida, apunta citas de lo que necesitas ocuparte pero no me refiero al trabajo, las reuniones del colegio de los niños… No, nada de eso, vamos con tus necesidades como mujer,  a  ver ¿Qué necesitas?

Un corte de pelo, una manicura, un masaje, comprarte ropa, ir al odontólogo, lavar tu coche etc. Haz un hueco en la agenda, apúntalo y no faltes por  nada del mundo, recuerda es una cita ineludible. Una vez que lo hayas hecho, apunta una nueva cita para el próximo mes o para cuando consideres que debes volver a hacerlo.

Piensa, antes de decir no puedo, no tengo tiempo. Si tu no lo haces, nadie lo hará por ti, son cosas que sólo dependen de tu persona, cuanto más decaigas peor te sentirás. Nadie puede ir al médico por ti, nadie puede cambiar el look por ti etc.

Dale lugar a las prioridades que tienen que ver con tu vida y aprende a decir NO, ¿Que pasará? ¿Serás la mala de la peli por decir que no? Vale, que empiecen a acostumbrarse, es normal que si te ocupas de todos antes que de ti, que nunca tengas tiempo.

Aprende a pedir ayuda, involucra a tu entorno en tareas que puedes delegar.

El teléfono, ¡Bendito aparato! Habría que hacer un artículo aparte para este tema, pero bueno, vamos a resumir… ¿Quien te llama?  ¿Tu madre? ¿Tu amiga deprimida? O cualquiera que sea que te tenga día si y día también una hora en el teléfono  Hasta aquí has llegado ¡Basta, se acabó!

No puedes seguir así, tienes derecho a no contestar el teléfono,  ¿Por qué siempre tienes que estar disponible?

Reflexiona sobre ésto, es mejor no contestar si no te apetece, que hacerlo de mala manera y después sentirte aún peor, o responder y casi ni escuchar de lo que te está hablando la otra persona.

Cuando no te apetezca, no contestes, eso es planificar tu tiempo también, no te hará mejor o peor persona, amiga o hija el estar todos los días y cada vez que los demás lo deseen colgada al teléfono escuchando historias de otro, no eres psicóloga.

Por otro lado hay gente que necesita que le pongan límites, entonces hazlo. O tú o nadie.

Imagen: blogs.vidasolidaria.com

Hacer un comentario:

Copyright © 2011 | Derechos Reservados. | Política de privacidad | Contacto

Un sitio de ONLIC

Google+