Home » Nutrición » ¿Eres vegetariano? Aprende a balancear tus alimentos

¿Eres vegetariano? Aprende a balancear tus alimentos

El estilo de vida vegetariano es uno de los más controversiales, y en mi opinión, uno de los más difíciles de seguir. Sin embargo, es optado por muchas personas como un estilo de vida saludable al incorporar mucha fibra y proteínas de plantas.


No obstante, no se puede negar que vivir solo de plantas y no tomar productos animales como la leche o los huevos, que en nada daña al animal, de alguna forma afectan al organismo porque simplemente hay proteínas esenciales que solo podemos tomarlas de la carne, la leche o los huevos.


En ese sentido, los nutricionistas recomiendan llevar una dieta balanceada que asegure un óptimo nivel de hierro y vitaminas B12. Esto garantiza que, en caso de que una mujer vegetariana salga embarazada, pueda brindarle a su bebé todos los nutrientes necesarios para su formación y crecimiento.


Por eso, se debe complementar la dieta vegetariana consumiendo regularmente levadura de cerveza, cereales integrales, harina integral, granos enteros y semillas que aseguren la ingesta diaria de complejo B.



Desgraciadamente para los vegetarianos, el complejo B solo se encuentra en los productos animales y es fundamental para el proceso de síntesis de la hemoglobina y la producción de células.


Su falencia a largo plazo puede desencadenar en una anemia perniciosa, por lo que si no se come carne o lácteos, se debe consumir en cápsulas.


Respecto a las proteínas, estas se pueden hallar en el huevo, los cereales integrales, los frutos secos y la leche, entre otros productos. Proteínas, fibra y carbohidratos los puedes conseguir en los cereales andinos como la quinua, la kiwicha y el tarwi.


Nuestro cuerpo también necesita consumir aceites esenciales, como el omega 3 y 6 que se pueden obtener de la linaza remojada y licuada, del ajonjolí, el aceite de oliva y el sacha inchi, en lugar que del pescado.


En el caso de las ensaladas, es mejor consumirlas frescas a sancochadas y de varios colores, ya que ello indica la variedad de vitaminas que estamos consumiendo.



Cómo balancear la dieta


En la mañana consume cereales integrales como la granola y el pan integral; una taza de leche (de vaca o de soya), queso fresco y huevo. Puedes complementar tu dieta con un vaso de jugo de frutas  agregándole dos cucharadas de linaza al licuar.


Por la tarde, consume arroz integral o quinua con menestras y complementa con una tortilla de verduras frescas con huevo y harina. Si aún tienes hambre, pica entre comidas una pieza de fruta.


Vía | lineayforma.com

Hacer un comentario:

Copyright © 2011 | Derechos Reservados. | Política de privacidad | Contacto

Un sitio de ONLIC

Google+