Home » General » ¿Tristeza o depresión? Cuál es la diferencia

¿Tristeza o depresión? Cuál es la diferencia

tristeza o depresion

Cada vez más a menudo, empleamos expresiones de la psicología para referirnos a lo que nos pasa. el problema es que suelen confundirse los términos…

Es muy común que se utilicen, como sinónimos, expresiones que denotan conceptos bien diferentes. Mientras esta cuestión queda sólo en una charla de café, no hay problema. El inconveniente se da cuando se manejan términos erróneos con los que se pretende diagnosticar a los demás o a uno mismo. Puede suceder, entonces, que uno se crea que está padeciendo determinada dolencia y llegue, incluso, a automedicarse. Ni en medicina ni en psicología, es conveniente auto-diagnosticarse o auto-medicarse, dado que no sólo, casi siempre, uno se equivoca sino que, además, se emprenden tratamientos desacertados. Una confusión corriente se da con la tríada “tristeza, duelo y depresión”. Si bien estos términos están emparentados, se refieren a distintas entidades.

¿QUÉ ES LA TRISTEZA?

La mayoría de las veces que usamos la expresión “estoy depre, deprimido o bajoneado”, en realidad, nos estamos refiriendo a la tristeza.

• La tristeza es, así como la alegría, un sentimiento normal, no una entidad clínica. Principalmente, este sentimiento se refiere al dolor, a la pena y a la congoja, y, casi siempre, está relacionado con algo en particular.

• Existe alguna situación, pensamiento o recuerdo que nos la produce. Pasado cierto tiempo y superada u olvidada la circunstancia que la provocó, uno no la siente más. A veces, puede suceder que uno no se dé cuenta de qué fue lo que nos puso tristes. En ese caso, se hace necesario pensar y tratar de precisar la causa de la tristeza.

¿QUÉ ES UN DUELO?

• El duelo es el dolor lacerante ante la pérdida real de alguien o de algo muy significativo para la persona. Es la reacción ante la muerte de un ser querido, pero, también, puede ser, en menor medida, la reacción ante una separación o pérdida del trabajo, etc.

• Durante un duelo, comienzan a aparecer todo tipo de recuerdos de esa persona y del vínculo, y se extraña muchísimo a quien o a lo que se perdió. En un duelo, no sólo se llora por lo que se perdió sino que, también, se lamenta por lo que ya no habrá.

• Es un período de introspección y reacomodación a las nuevas circunstancias y lleva un tiempo respetable poder superarlo.

¿QUÉ ES LA DEPRESIÓN?

• Básicamente, la depresión es un estado importante de falta de deseo y motivaciones, que afecta  todos los órdenes de la vida. Se manifiesta como un cuadro generalizado de pérdida de interés y placer, y el sujeto suele sentir que está “como en un pozo”.

• Además, produce aislamiento social, sensación de frustración y/o de incompetencia, falta de energía, tristeza, culpa, desesperanza. Es importante destacar que ninguno de estos sentimientos en forma aislada o temporaria constituye una depresión.

• En cambio, una depresión se refiere a una entidad clínica que afecta varios planos de la vida y el diagnóstico debe hacerlo un experto.

CONSEJOS PARA LOS QUE ESTÁN TRISTES

• Poder precisar lo que motiva la tristeza en cada uno y en cada momento es el primer paso para salir de ella.

• Encontradas las causas, hay que pensar qué se puede hacer para mejorar las circunstancias.

• Si se está seguro de que no queda nada por hacer, entonces, es conveniente resignarse.

PARA QUIENES ESTÁN DE DUELO

• Los duelos, por dolorosos que sean, hay que atravesarlos. Eludirlos es contraproducente.

• Hay que saber que lleva un tiempo reponerse de un duelo. Pasado ese lapso, se recuperan las fuerzas y las ganas de disfrutar de la vida.

• El modo de conducirse durante un duelo es muy personal. No hay un único modo de manifestarlo, cada cual lo lleva como puede.

• No pretenda ocultar sus emociones. Comparta con sus allegados los recuerdos, las enseñanzas, los afectos que le dejó quien ya no está.

• Si percibe que se torna dificultoso atravesar o superar solo el duelo, puede ser que necesite buscar  ayuda profesional.

PARA LOS QUE SE SIENTEN DEPRIMIDOS

• No es bueno encerrarse cuando se está deprimido. Buscar la compañía de gente alivia muchísimo. Es saludable dejarse ayudar. Reconocer que no siempre se puede solo es dar un gran paso.

• Piense qué cosas lo gratificarían y comience a hacerlas. Los proyectos nuevos por pequeños que sean cambian el ánimo.

• Mantener cierta cuota de ilusión, aún en los momentos extremadamente difíciles, es muy oportuno. A veces, se trata de prestarle más atención al “vaso medio lleno”.

• Por más complicado que parezca, siempre existe alguna otra posibilidad de resolver las situaciones. La cuestión es estar abierto para llegar a descubrirla.

• Lo adecuado es realizar un tratamiento psicológico y /o psiquiátrico.

Fuente: revistabuenasalud.com

Hacer un comentario:

Copyright © 2011 | Derechos Reservados. | Política de privacidad | Contacto

Un sitio de ONLIC

Google+