Home » Salud » Alcohol y embarazo

Alcohol y embarazo


Alcohol y embarazo

Es importante saber muy bien que la conexión que presenta una mujer embarazada y el bebé que se está engendrando en su vientre es total, en este caso todo lo que consuma la mujer en sus 9 meses de gestación afectará o beneficiará a su bebé.

En lo que refiere a la ingesta de alcohol durante el embarazo los riesgos son muy altos, así como consumir drogas o tabaco, pues la criatura se verá afectada en su crecimiento y desarrollo tanto en su concepción física como en su futuro estado psicológico, trayendo problemas que quizá pueden llegar a ser de por vida e irreversibles.

El bebé mientras se encuentra en el vientre de la madre recibirá los valores nutricionales y al alimento a través de la placenta, si la madre consume alcohol en pequeñas o en grandes cantidades el bebé por medio de la placenta recibirá todas las toxinas presentes en estas bebidas psicoactivas que no sólo traerán los problemas irreversibles ya mencionados, también pueden llegar a provocar problemas graves con el embarazo como aborto involuntario o nacimiento prematuro.

El exceso de alcohol durante el embarazo puede cambiar la forma en la cara del bebé, los órganos y el desarrollo del cerebro del bebé. También puede afectar el sistema nervioso, por lo que las dificultades de aprendizaje y los problemas con el movimiento, la motricidad y la coordinación a lo largo de la vida a menudo son el principal resultado.

Uno de los principales efectos cuando la madre ha consumido mucho alcohol durante el embarazo es la presencia en el bebé, luego de su nacimiento, del Síndrome de Alcoholismo Fetal, el cual es un patrón de defectos mentales y físicos que se desarrolla en algunos bebés no nacidos cuando la madre bebe “demasiado” alcohol durante el embarazo. Un bebé nacido bajo el Síndrome de Alcoholismo Fetal puede tener serias desventajas, por lo que podría requerir de un cuidado especial gran parte de su vida. Incluso hay estudios que indican que las mujeres que planean quedar embarazadas deben dejar de beber antes de que concebir, así evitan muchos problemas a la hora de quedar embarazadas.

Estos son alguno de los potenciales problemas que puede llegar a presentar una criatura afectada por el consumo de alcohol en su gestación:

•    El tamaño del cuerpo del bebé es más pequeño y su peso más bajo.
•    Un desarrollo psicomotriz mucho más lento que los niños normales.
•    Puede llegar a haber deformación en las costillas y el esternón del bebé o dislocaciones y malformaciones en la columna y la cadera.
•    Limitación de la movilidad en las articulaciones.
•    Cabeza pequeña.
•    Miopía y problemas oculares como estrabismo.  
•    Labio leporino u otras malformaciones en la boca y la nariz del bebé.
•    Defectos de orden cardiovascular como también problemas y defectos renales y urinarios.
•    Retraso mental y fuertes trastornos de aprendizaje, así como poca capacidad de atención y concentración.
•    Frecuentes y repetitivos capítulos de hiperactividad.
•    Personalidad irritable tanto en la infancia como en los años futuros.

Fuente: spainfitness.com

Hacer un comentario:

Tags: ,
Copyright © 2011 | Derechos Reservados. | Política de privacidad | Contacto

Un sitio de ONLIC

Google+