Home » Nutrición » Celebrar sin olvidar la dieta

Celebrar sin olvidar la dieta

Celebrar sin olvidar la dieta


Las fiestas tradicionales, los cumpleaños y bodas, así como cualquier otra celebración presentan un gran desafío para quienes están a dieta, ya sea para bajar de peso o debido a un problema de salud, tales como hipertensión arterial o diabetes. Pero siempre es posible celebrar sin olvidar la dieta.


Los alimentos que se consumen en las celebraciones, especialmente en las fiestas tradicionales, tienen un aporte calórico importante. También hay que sumarle los alcoholes, que tienen un gran aporte calórico y no es un mito que ayudan a fijar las grasas. Además, la mayor densidad calórica se consume durante la noche. Para evitar eso, come con moderación, variando y equilibrando los alimentos y así podrás mantener una dieta y hábitos naturales y saludables.


Con un poco de sentido común, se puede comer de todo, aprovechando las opciones light. No olvides la importancia de consumir porciones pequeñas. Se puede disfrutar de los platos de las fiestas combinándolos con otros más saludables. “En los platos principales, incluir verduras y ensaladas de vegetales, no ensaladas que contengan muchos hidratos de carbono y aporte calórico, y en los postres incluir frutas. No existe manera mejor de consumir fibras, vitaminas y minerales que incluir frutas, para de esa manera bajar un poco el aporte calórico”, recomendó la licenciada en Nutrición Vanessa García Alza.


La mayor tentación en las celebraciones es la mesa de postres, donde la variedad siempre es grande. No dejes que tus ojos te dominen y consume postres en porciones pequeñas. Además, selecciona postres que estén decorados con frutas o que las tengan entre sus ingredientes.


Para quienes padecen una patología o están cuidando su peso, es importante poder disfrutar de una buena comida pero también estar incluidos en la reunión familiar o de amigos. Por ello, si tienes como invitado a alguien con una determinada enfermedad, como diabético, celíaco o hipertenso, o que están a dieta, no olvides incluir en la mesa comidas adecuadas. Seguramente tu invitado se sentirá muy bien si le consultas sobre lo que puede o no puede comer. La persona no se sentirá discriminada y el ambiente será disfrutable por todos.


Vía | vivirsalud.com

Hacer un comentario:

Copyright © 2011 | Derechos Reservados. | Política de privacidad | Contacto

Un sitio de ONLIC

Google+