Home » General » Claves para broncearte, lo último en fotoprotectores y hábitos

Claves para broncearte, lo último en fotoprotectores y hábitos

Claves para broncearte sin correr riesgos



El sol nos aporta vitamina D, energía, buen humor y un bronceado favorecedor. Pero la protección alta es imprescindible para evitar el envejecimiento prematuro.


“La incidencia del cáncer de piel aumenta de forma alarmante, sobre todo en jóvenes”, explica el doctor Ricardo Ruiz, tras su paso por el Congreso americano de Dermatología. “Cuatro de cada diez personas lo padecerán, y El responsable en un 90% de los casos es el sol.”


Usa un índice alto: “Hay que seguir insistiendo en la protección alta y con repetición constante, ya que por desgracia los casos de cáncer de piel van en aumento”, dice Oliver Doucet, de Lancaster.


¿Qué radiación perjudica más?:


La radiación infrarroja provoca daños, igual que la ultravioleta


Los efectos de los rayos UVA y UVB sobre la piel han sido los más estudiados, a fin de elaborar fórmulas con filtros cada vez más reforzados para combatirlos. Las últimas investigaciones demuestran, a
través del estudio científico del profesor Krutmann, que también la radiación infrarroja (IR-A) tiene consecuencias sobre la piel. “Provoca mayor daño a largo plazo, porque su longitud de onda alcanza la dermis, hasta la mitocondria de la célula”, explica la doctora Montserrat Pérez, de la Clínica Dermatológica De Moragas. “Hasta ahora, la radiación infrarroja se asociaba solo al efecto térmico sobre la piel (no hay problema con las de tipo B y C, que se aplica en un masaje, por ejemplo), pero la IR-A es responsable del fotoenvejecimiento (arrugas, pérdida de ?rmeza y elasticidad).”


El futuro de la fotopnoteoclón: “Aún falta para conseguir el fotoprotector perfecto -dice la doctora Pérez-. Será por vía oral: ya se está investigando: pastillas que lleguen directamente a las células para combatir los rayos solares.” Mientras tanto, el uso de lociones tópicas es obligado, “aunque sea incómodo. Hay que concienciarse, porque en algo habremos fracasado los dermatólogos cuando las playas siguen abarrotadas de gente en las horas críticas”.


Cápsulas de betacaroteno:


Preparan la piel, alargan el bronceado y combaten manchas y alergias


El uso de antioxidantes por vía oral, a base de betacarotenos, vitaminas, ácidos grasos Omega 3 o extractos antirradicales libres, se extienden por sus buenos resultados. Quien lo prueba, repite. ¿Por qué? “Nuestra piel tolerará mejor los rayos solares, aumenta la tasa de melanina, disminuye el número de células dañadas por el sol y mejora la eficacia de los filtros”, explica la doctora Marie Béjot, creadora de Oenobiol. Hay que usarlo 15 días antes de la exposición, durante y 15 días después. ¡Cuidado! Un exceso de betacaroteno amarillenta los dientes. Usa un dentífrico blanqueador durante el tratamiento.


Terapia lumínica:


Una técnica novedosa: efecto antiedad y antirradicales libres


Antes del sol, reduce la respuesta inflamatoria y la formación de radicales libres nocivos que provocan los rayos ultravioletas sobre la piel. También previene la formación de manchas y arrugas, así como el envejecimiento de la piel en general. Consisten en: Bioestimulación con diodos emisores de luz visible de varios colores, que actúa sobre las células y fortalece las defensas de la piel. Con 8 sesiones la piel consigue el equivalente a un factor 15.


Frutas cítricas antiaging:


Peeling antioxidante que deja nueva la piel del cuerpo y de la cara


Una exfoliación completa antes de empezar la temporada estival es obligado si quieres lucir un bronceado uniforme y duradero, y una piel suave y bien hidratada. Indicado para aquellas pieles desvitalizadas, sin tono e incluso sensibles o con cuperosis. Los ingredientes son ricos en vitamina C, y puedes exfoliar de forma integral en rostro y cuerpo, o por separado. Naranja, mandarina, pomelo, lima y limón… ¡El masaje energético final es una delicia!


Activador de la melanina:


Bronceado luminoso que protege la piel y dura más tiempo


¿Quieres llegar a la playa con color? Este ritual empieza con un peeling para preparar la piel. A continuación, se pulveriza sobre ella un spray que previene el fotoenvejecimiento, las quemaduras y estimula los mecanismos del bronceado y proporciona una protección celular contra los rayos UV. Termina con la aplicación de una crema autobronceadora coloreada, que da un velo luminoso en la piel, y con la pulverización de una bruma de retinol y vitaminas que deja un acabado sedoso resistente al agua. ¡Radiante!


¿Tu piel es sensible o alérgica?


Elige filtros minerales en lugar de químicos si tienes reacciones.


¿Por qué el 40% de la población no utiliza protección? Por la sensación pesada que deja en el rostro, y porque en algunos casos, los filtros solares de composición química causan irritación o reacción alérgica, según los dermatólogos de Skinceuticals. Los filtros minerales se quedan en la superficie, para reflejar los rayos, y están indicados para pieles sensibles o con problemas. Hasta ahora eran espesos y dejaban la piel blanca, pero se han creado en texturas ligeras, de acabado mate. “Evita el uso bajo el sol de productos con alcohol, como desodorantes y perfumes”, dice la doctora Schepers, de Clínica Planas.


Seis consejos de experto:


Sé prudente: evitas daños y consigues un bronceado más bonito.


1 – Exposición progresiva: “Los primeros tres o cuatro días no tomes el sol más de unos 3-5 minutos. Aumenta progresivamente el tiempo de exposición, pero sin sobrepasar las dos horas seguidas. A partir de los 10 días, nuestra piel estará preparada para recibir los baños de sol (evitando entre las 12h y las 16h y utilizando crema con factor adecuado)”, explica la doctora María José Barba, especialista en Medicina Estética y Anti Aging.


2 – Prepara tu piel: “Con un peeling y manteniéndola bien hidratada, para que el bronceado sea uniforme”, aconseja la doctora Cristina Schepers, de Clínica Planas.


3 – Depílate… “Como mínimo, un par de días antes de ir a la playa.”


4 – Si te quedas en la ciudad: “No olvides protegerte. Para el día a día, y durante todo el año, utiliza cremas y maquillaje con FPS 15 para proteger tu piel de las radiaciones UVA y UVB”, según Elio Estévez, de P&G. Una buena opción son los tratamientos de Olay FPS 15.


5 – Si estás embarazada: “Usa un sombrero o gorra para evitar el cloasma (la característica mancha en forma de alas de mariposa), ya que el cambio hormonal incrementa la producción de melanina; y protege tu vientre (mejor bañador que bikini) o usa filtros físicos en vez de químicos”, aconseja la doctora Barba.


6 – En cicatrices: “En las de menos de dos años, utiliza protección solar y/o láminas de silicona. Evita los baños prolongados y seca después muy bien la humedad. En casa, hidrata con aceite de rosa mosqueta, que ayuda a regenerar”, explica el doctor Chamosa.


La moda de las pamelas: Aprovecha la moda de las pamelas para cubrirte con estilo este verano. Protegerás tu rostro y también tu pelo, que por la acción del sol, el salitre y el cloro, se reseca y pierde su coloración. Aplica tu protector solar sobre la piel media hora antes de la exposición, y renuévalo cada dos horas y cada vez que salgas del agua. No olvides ningún rincón de tu cara ni tu cuerpo, ¡ni siquiera los días nublados!


Buenos hábitos: Busca la sombra en horas de sol intenso, cúbrete la cabeza, hidrátate bien (por dentro y por fuera) y vigila tu dieta. Los alimentos ricos en vitaminas B y E, como el pescado y las legumbres, evitan la deshidratación y la descamación y prolonga el bronceado. Los ricos en carotenos, como la zanahoria y el tomate, facilitan la producción de melanina.


Vía |tuestetica.com

Hacer un comentario:

Copyright © 2011 | Derechos Reservados. | Política de privacidad | Contacto

Un sitio de ONLIC

Google+