Home » Estética » Cómo mantener la piel joven por mucho más tiempo

Cómo mantener la piel joven por mucho más tiempo

Cómo mantener la piel joven



Seguro te interesa mantenerte joven y saludable durante muchos años. Pues toma nota de estos seis datos que te sorprenderán.


Sí, está claro que comer de forma equilibrada, no fumar, tomar sol con precaución (y protección) y cuidarte con los productos adecuados, mantendrán tu piel joven más tiempo (y no solo la de la cara, sino la de todo el cuerpo). Además, hay otros factores que influyen directamente en el proceso de envejecimiento celular y te conviene conocerlos. Quizás algunos te suenen y tal vez otros te sorprendan, pero debes tenerlos muy en cuenta, porque solo así podrás contrarrestar aquellos negativos que te perjudican y hacerte adicta a los positivos que ayudan a que tu reloj biológivo marque los años con más lentitud.


Tu piel necesita una limpieza equilibrada y una buena hidratación


La deshidratación es tu gran enemiga. Tanto la exterior, por falta de cremas adecuadas, como la interior, porque no bebes suficiente líquido dañan tu dermis, donde están las fibras de colágeno y elastina, y se produce la renovación celular. Ya sabes, una buena hidratante y una botella de agua son tus armas anti-age.


Comer muchos dulces envejece


Sobre todo si estás todo el día picoteando chuches o comes mucho chocolate, tarta y pasteles. Además de problemas de peso (y de salud), tomar demasiado azúcar produce daños en el colágeno, que es el aliado de una piel joven. ¿Resultado? Aparecen arrugas y manchas oscuras prematuras y pierdes firmeza. ¡Ah! y si además abusas de pastas y pan blanco el efecto negativo se duplica.


El aceite te rejuvenece


Tu piel, además de agua, necesita aceite de oliva para lucir lisa, suave y brillante. Por eso debes ingerir una cierta cantidad de grasa diaria y utilizar una crema nocturna que te aporte sustancias nutritivas. Y si tu piel es demasiado seca ¿por qué no pruebas a bañarla dos veces por semana con un aceite esencial?


Higiene sí, pero equilibrada


Por supuesto, debes mantener tu piel libre de suciedad, limpiándola a diario para eliminar las toxinas ambientales que se adhieren a ella y las ocasionadas por tu propio sudor. Pero sin obsesionarte tanto que termines dañándola. Es decir, sin frotar de forma agresiva, usando productos suaves y aclarando muy bien todos los rincones de tu cuerpo. Recuerda que el jabón contiene disolventes que si no se eliminan con agua, terminan envejeciendo y perjudicando tu piel.


No abuses del peeling


Es cierto que eliminar las células muertas de la superficie de tu piel la vuelve más suave y hace que los productos con la que la cuidas penetren mejor y ganen eficacia. Por eso, cada cierto tiempo necesitas una crema exfoliante. Pero no demasiado a menudo y, desde luego, no todos los días. ¿La razón? tras un peeling la piel queda desprotegida y es más vulnerable a la acción negativa de las radiaciones, del viento y de la contaminación (por eso no debes utilizar jamás una exfoliante los días que vayas a tomar sol). Lo que no es cierto en absoluto es que los productos exfoliantes potencien la aparición de cáncer de piel.


Mejora tu tono muscular


Hacer ejercicio de forma habitual te sirve no sólo para quemar calorías, estimular tu ritmo cardiaco y mejorar tu circulación, sino para crear una buena masa muscular (incluida la de cara, mediante ejercicios faciales) que te ayude a prevenir los daños causados por la edad. Si tus músculos están en forma, fuertes, elásticos y bien tonificados, sostendrán mejor tu piel y tu esqueleto, manteniendo tu cuerpo joven por más tiempo. Y no olvides que los masajes también ayudan.


Vía | tuestetica.com

Hacer un comentario:

Copyright © 2011 | Derechos Reservados. | Política de privacidad | Contacto

Un sitio de ONLIC

Google+