Home » Consejos » Consejos para combatir los granos en la adolescencia

Consejos para combatir los granos en la adolescencia

Acné



No importa si llevas un tiempo luchando contra los granitos o si recién te apareció el primero, ahora vas a poder borrarlos para siempre.


A los 15 o menos. Sé agresiva con el acné:


Comienza una rutina: Mientras más temprano empieces a cuidar tu piel, mayores serán tus oportunidades de evitar que el acné se agrave. Usa un limpiador suave y un humectante libre de aceite con FPS mañana y noche.


Ataca parejo: En lugar de dedicarle tiempo a cada granito, aplica todas las noches una crema que contenga agentes retinoides para desobstruir los poros desde lo más profundo de tu piel. (Aunque salga un grano, tu ya lo combatiste por semanas).


No bajes las armas: A pesar de que tu piel se vea mucho mejor, no dejes de seguir la rutina. El tratamiento antiacné que usas es esencial para eliminar las bacterias y prevenir que los granitos se formen desde un principio.


De 16 a 17. Controla los brotes en la piel:


Exfolia suavemente: Tus poros están produciendo grasa tan rápidamente que es muy difícil para las células de tu piel seguirles el ritmo. Utiliza diario un exfoliante con ácido salicílico para aflojar y desaparecer las células muertas que obstruyen los poros.


Toma nota: Debes estar pendiente de cuándo llega tu periodo. Por lo general, los granitos coinciden con el SPM, porque el nivel de hormonas está al tope y tu piel produce más grasa. Para evitar que salga un brote, añade a tu rutina un producto que contenga ácido salicílico, hazlo una semana antes de tu periodo.


Experimenta: Después de algunos años, puede ser que tus productos más confiables ya no te funcionen. Mira los ingredientes y elige un nuevo producto con diferentes activos.


De 18 a 19. Sé seria:


Aclara: Ayuda a tu piel a verse más limpia y pareja con limpiadores y humectantes aclarantes. Busca que tengan ingredientes como vitamina C y soya, que disminuyen las cicatrices y los puntos negros que dejan los granos.


Mantente enfocada: Aunque sigas sufriendo de brotes, no abandones las esperanzas (ni el tratamiento). Intenta aplicar una loción a base de peróxido de benzoílo en toda tu cara cada noche antes de dormir. Es la medicina antibacterial más fuerte que puedes conseguir sin receta.


Ve al dermatólogo: Si sientes que ya intentaste todo y tu problema de acné no ha mejorado, es tiempo de acudir a un dermatólogo, especialmente si los granitos te están dejando cicatrices.


¿Necesitas deshacerte de un molesto “granito sorpresa”? Un tratamiento local con sulfuro lo disminuirá mientras duermes. Pregunta a tu dermatólogo.


¡Mucho cuidado! Los exfoliantes agresivos irritan la piel y eso provoca más granitos.


Vía | tuestetica.com

Hacer un comentario:

Copyright © 2011 | Derechos Reservados. | Política de privacidad | Contacto

Un sitio de ONLIC

Google+