Home » Consejos » Consejos para mantener controlada tu tensión

Consejos para mantener controlada tu tensión

La hipertensión es una enfermedad crónica muy frecuente en la edad adulta. El mantenerla siempre controlada evitará molestias posteriores, en algunos casos con efectos muy nocivos (o fatales) para nuestra salud.


Para bajar la tensión lo más probable es que nuestro médico nos indique un tratamiento que incluya dieta, cambios en el estilo de vida y fármacos. Todo ello ayudará a controlarla, así que no creas que por tomar pastillas puedes pasar por alto la dieta.



En Línea y Forma tenemos para ti consejos saludables que te ayudarán a completar el tratamiento indicado por tu médico para que no te “suba” la tensión:


Así el corazón no tendrá que trabajar más.


Estas situaciones elevan la tensión. Si es por algo puntual (un susto, un accidente, etc.), no suele tener consecuencias. Pero si nuestra vida es estresante, conviene intentar controlarlo con técnicas de relajación y meditación. Elige la que te resulte más cómoda y practícala a diario.


Es imprescindible, ya que su consumo en exceso es una de las principales causas de la hipertensión. Ten en cuenta que los alimentos procesados, en especial los congelados y refrigerados, aportan la mayor parte de la sal que consumimos.



Incluye frutas y verduras ricas en potasio, calcio y magnesio, como espinacas, acelgas, plátanos, kiwis o frutos secos. Varios estudios han demostrado que el calcio y el magnesio son vasodilatadores, mientras que el potasio ayuda a liminar el sodio, por lo que resultan beneficiosos.

Limita las bebidas alcohólicas y el café.

Si comes y/o cenas con vino, no debes excederte de dos copas al día. Mientras que si eres de tensión alta, puedes tomar solo una taza de café al día.


Es el mejor método para controlar la presión arterial. En pacientes hipertensos que llevan una vida sedentaria, se aconseja caminar a paso ligero o correr suavemente.


Además de aumentar la presión, deteriora aún más las arterias.


El magnesio, calcio y las vitaminas B6, E y C, influyen positivamente en el tratamiento de la hipertensión. Por ello además de elegir alimentos ricos en estos nutrientes, es aconsejable tomar algún complejo vitamínico que los contenga.


Entre las más eficaces cuando se trata de ayudar a bajar la tensión podemos mencionar: El ajo, el cual puedes tomar en cápsulas para evitar el mal aliento; la tila se debe emplear cuando la hipertensión está agravada por una situación de estrés; y el espino albar, que se considera la planta del corazón, ya que regula y normaliza el ritmo cardiaco, se puede tomar en infusión o en cápsulas.


Vía | lineayforma.com

Hacer un comentario:

Copyright © 2011 | Derechos Reservados. | Política de privacidad | Contacto

Un sitio de ONLIC

Google+