Home » Consejos » Depilación, métodos prácticos para acabar con el vello

Depilación, métodos prácticos para acabar con el vello

Depilación



Aunque la depilación la realice una esteticista, conviene que el primer diagnóstico y la pauta de tratamiento vengan marcadas por un dermatólogo. Solo el especialista puede evaluar con rigor el fototipo de la piel del paciente o descartar patologías incompatibles con esta depilación, como epilepsia, dermatitis que se agravan o desencadenan por la luz o la toma de fármacos fotosensibles, entre otras.


Depilación permanente, exigir garantías


La depilación mediante láser o luz pulsada es cada vez más popular. Coto reservado en sus inicios solo a unos cuantos debido a su coste económico, ahora es mucho más asequible. Sin embargo, en ocasiones los resultados obtenidos en diferentes centros difieren notablemente. ¿Cuál es la razón?


Equipos de depilación regulados por sanidad


No todos los equipos de depilación son iguales. En los centros no médicos, los equipos son de clase II, que no requieren controles de Sanidad. Por ello, son menos potentes que las plataformas láser de carácter médico, de clase II B o IV A, que requieren tanto calibrados como controles regulares, exigidos por las Consejerías de Sanidad.


Ambos son perfectamente legales, y también eficaces, pero la mayor potencia de los equipos médicos permite obtener resultados más duraderos en menos tiempo, puesto que se puede ajustar mejor el tipo, potencia y profundidad de la emisión láser a las características individuales del vello y su evolución a medida que se miniaturiza. En los centros de estética se trabaja a menudo con un solo tipo de aparato, sea láser o, con más frecuencia, de fotodepilación o luz pulsada, y a una intensidad baja, lo que obliga a dar un mayor número de sesiones. A su vez, estos centros ofrecen a menudo mejores condiciones económicas, pero no siempre pueden atender adecuadamente los requerimientos del vello más difícil de eliminar, como puede ser el vello residual, el muy claro o el muy fuerte. En todo caso, siempre es importante que un dermatólogo estudie primero la piel para descartar antes cualquier problema o contraindicación.


Depilación en casa


Los sistemas de fotodepilación para uso doméstico son cada vez más y más asequibles. Se encuadran en la categoría de productos sanitarios de la CE, que permite su uso en casa, pero no son tan potentes como los equipos médicos. Por tanto, son más recomendables para vello “fácil” (oscuro en piel blanca) y, por seguridad, conviene limitar su uso.


Aparatos como Lumea, de Philips, funcionan mediante luz pulsada 8no es láser, sino fotodepilación) y tienen la ventaja de que se pueden compartir. Sin embargo, es vital atender estrictamente las instrucciones de uso y seguridad de estos aparatos y, en caso de tener cualquier lesión, mancha o problema cutáneo, consultar siempre antes con el dermatólogo.


Depilación con cuchilla: Mitos y realidades


El pelo crece mas fuerte. Falso. Con los métodos de depilación por corte, el vello no se debilita, pero tampoco nace más vigoroso. Sin embargo, puede dar esa (falsa) impresión porque al cortar todo el vello a la vez, los primeros días está a la misma altura y se siente más áspero. Sucede lo mismo que con el vello facial masculino: la barba de dos días “pica”, y una barba ya crecida es suave.


El vello sale más oscuro. Falso. El color del vello está determinado por el folículo piloso, y cortar el pelo no lo altera.


Es imprescindible usar gel. Falso, y cierto. Si bien no es 100 por 100 necesario, sí es conveniente para ablandar el vello, mejorar los resultados y alargar la vida de la cuchilla.


Todas las cuchillas son iguales. Falso. ¡Muy falso! Hay que buscar cuchillas de calidad: las mejores son las de al menos dos hojas y cabezal basculante.


Depilación láser: ¿de verdad es para siempre?


Los folículos pilosos eliminados no se regeneran: en este sentido, este tipo de depilación es permanente. Sin embargo, a lo largo de la vida, cambia nuestro estado hormonal, y puede pasar que vello latente que no había surgido en el pasado aparezca con el tiempo, por lo que puede hacer falta un repaso anual. Hay vello hormonodependiente, como el del labio superior o el del vientre, que se reduce, pero no se elimina por completo.


Depilación con cera, el clásico infalible


Cada vez más sofisticada. Más sencilla. Y más fácil de usar en casa. Una evolución que hace que la cera de siempre siga siendo uno de los sistemas de depilación favoritos.


Ventajas:


• Al arrancar el vello de raíz, la depilación es duradera, pues se elimina tanto el pelo que está en la superficie como el que queda bajo la piel.


• El tirón de la cera agrede el folículo piloso del que nace el vello. Por eso, lo debilita y, con el tiempo, el pelo sale más fino y escaso.


• La cera tibia, en tiras o en roll-on evita tener que calentarla, lo cual hace su uso mucho más cómodo.


Vía | tuestetica.com

Hacer un comentario:

Copyright © 2011 | Derechos Reservados. | Política de privacidad | Contacto

Un sitio de ONLIC

Google+