Home » Estética » Diez ideas para una pedicura perfecta

Diez ideas para una pedicura perfecta

Belleza para pies



Para perderle el miedo a la temporada de mostrar los pies, nada como dominar el arte de la pedicura, ¡y a lucir pies perfectos!


Los pies. Absolutamente adorables y comestibles cuando somos bebés, y bastante menos apetecibles a medida que crecemos. No solo por el paso del tiempo, sino porque calzado inadecuado, falta de cuidados y, sí, también el hacer de los años, los afean e incluso alteran su salud. cuidarlos no es difícil, pero requiere constancia, productos específicos y mimos. ¿O acaso no los necesitamos todas?


Máxima suavidad en tus pies


La piel de los pies es hasta treinta veces más gruesa que la de otras áreas del cuerpo para asegurar quedar protegida al andar. Y cuanto más presión se hace sobre esa piel, más capas de células muertas genera para resguardarse aún más: así nacen las durezas. Eliminarlas implica una doble estrategia: por un lado, hidratación intensiva y constante; por otro, exfoliación gradual, sí, pero realizada de forma regular.


Cosmética exclusiva para pies


Usar productos específicos para el cuidado de los pies no es un capricho: sus características hacen necesarios activos altamente hidratantes (capaces de traspasar varias capas de células muertas), así como altas concentraciones de agentes queratolíticos, como ácido salicílico o alfahidroxiácidos, que pueden suavizar las áreas más secas.


Talones impecables


Bajo el talón tenemos un “cojín” de grasa, el amortiguador natural del cuerpo, que se expande bajo el peso del organismo. Cuando sustituimos los zapatos cerrados por otros con el talón al aire, ese “cojín” se aplasta, no encuentra contención y expande la piel del talón hacia los lados. Eso, y una piel muy seca, es la causa de las grietas en los talones, más frecuentes en verano. La mejor cura es la prevención y estar alerta a los primeros síntomas: el primer signo es notar la piel muy seca, dura y más amarillenta. En este caso, conviene aplicar una crema especial para talones dos o tres veces al día, intentar llevar calzado con el talón cerrado y usar una piedra pómez para exfoliar ligeramente el área. Cuanto más hidratada esté la piel, menos probabilidades habrá de que se formen grietas.


El agua aliada antidurezas para los pies


Las durezas no son más que acúmulos de células muertas, y estas están compuestas por queratina, que, cuando pasa mucho tiempo en agua, se ablanda. Si se quieren eliminar durezas, sea mediante piedra pómez, una lima de pies o un producto exfoliante, nada como sumergir los pies al menos de 10 a 15 minutos antes en agua tibia: este procedimiento tan simple hará el proceso mucho más eficaz.


Cuchillas sólo para podólogos


El uso de artefactos de corte, como cuchillas o bisturís, ha de dejarse en manos de podólogos, que diferencian el tejido sano del que se puede eliminar y, además, esterilizan el material. Una infección en los pies puede ser muy peligrosa, especialmente en caso de diabetes. En casa hay que usar solo piedra pómez o limas, y si es de forma regular, para mantener el buen estado de la piel de forma progresiva, mejor.


Los masajes de pies son un lujo necesario


No hace falta más material que las propias manos y algo de crema: finalizar cada jornada con un pequeño masaje de pies hace maravillas con nuestras sufridas extremidades, especialmente si se usa y/o abusa del tacón. Con el pulgar se trabaja el arco del pie, y con los nudillos, la parte baja del tacón y el metatarso, realizando movimientos de amasado. En el tobillo, gestos circulares, siempre ascendentes. Cada dedo requiere su minimasaje propio, estirándolos ligeramente e insistiendo en la punta y nutriendo las cutículas. Un minuto por pie ¡y listo!


Las uñas también envejecen


Con el paso de los años, las uñas se deshidratan, se hacen más gruesas, amarillean y, a menudo, se estrían. ¡Y es que ni ellas se libran de los estragos del tiempo! Para atenuar esos síntomas, lo mejor es hidratarlas de forma regular. Por fuera, aplicando sobre ellas aceites, cremas, o incluso simple vaselina; desde dentro, tomando alimentos ricos en vitamina B, especialmente la vitamina B7 y B12. Otra opción son los complementos para pelo y uñas, como Oenobiol Cabello y Uñas o Arkocapil (en farmacias), que las fortalecen.


Dale un respiro a tus uñas


Para evitar que los esmaltes, especialmente los oscuros, manchen la superficie de la uña, es importante aplicar siempre antes una base: habrá menos peligro de transferencia. Sin embargo, hay personas con mayor predisposición que otras a que esto suceda, incluso usando siempre base: en ese caso, es importante hacer descansos y no llevar siempre las uñas maquilladas. Si están amarillentas, se puede usar un pulidor en la superficie de la uña afectada, pero siempre de forma muy cauta para no dañar su integridad.


Esmalte en uñas secas


A menudo, el esmaltado de las uñas se realiza tras haber tenido los pies sumergidos en agua. Si es así, hay que esperar a que las uñas se sequen por completo antes de aplicar el color. Y es que al absorber agua, la uña se esponja imperceptiblemente, y cuando se seca, sucede el proceso contrario. Si en ese tiempo se ha aplicado el esmalte, éste le “quedará grande” a la uña cuando se seque y contraiga, aumentando el riesgo de que el color salte.


Las cutículas merecen mimos


Son las “guardianas del castillo”, protegiendo el lecho de la uña, bajo el que crece. Por eso, nada de cortarlas o maltratarlas: el precio puede ser una infección o problemas en las uñas que duren muchísimo tiempo. Para suavizarlas, nada como aplicar una gota de aceite o crema a diario y, cada tres días, un poco de crema anticutículas, para reblandecerlas.


Vía | tuestetica.com

Hacer un comentario:

Copyright © 2011 | Derechos Reservados. | Política de privacidad | Contacto

Un sitio de ONLIC

Google+