Home » Tratamientos » El baño escocés: una terapia anti-estrés

El baño escocés: una terapia anti-estrés

ducha escocesa


El baño escocés es un tipo de ducha de agua caliente que se combina con agua fría o tibia. Se trata de una tratamiento muy propio de balnearios con todos los beneficios del auga. También se basa en los aportes de temperatura (calor y frio), que provocan una vasodilatación y vasoconstricción, de forma que aumenta todo el metabolismo.


El agua es proyectada en difusores que se inician en los miembros inferiores subiendo de forma ascendente hasta los superiores. El agua recorre todo el cuerpo de forma gradual e incide mayormente en las zonas de tensión acumulada y flacidez.


Estos baños son realizados por un terapeuta en una sala propia con una persona y el equipamiento específico. Los beneficios del baño escocés son muy grandes, ayuda a eliminar el estrés y mejorar la recuperación física tras un esfuerzo muscular, además de generar una absoluta relajación y sensación de pleno bienestar.


El baño escocés puede realizarse de forma regular o en situaciones donde estemos sometidos a un estrés intenso. Es muy seguro que en las primeras sesiones de balneoterapia se experimente cierto cansacion, horas después del tratamiento. Esta reacción se debe a que el cuerpo debe acostumbrarse para sentir una relajación completa.


El baño escocés también tiene algunas contraindicaciones. No se puede aplicar en personas con riesgos de trombosis, problemas cardíacos, arritimaias, insuficiencia cardíaca, embarazadas, piedras en los riñones e hipertensión.


Vía | blogbelleza.net

Hacer un comentario:

Copyright © 2011 | Derechos Reservados. | Política de privacidad | Contacto

Un sitio de ONLIC

Google+