Home » Nutrición » El pan, analizando los mitos en torno a este alimento tradicional

El pan, analizando los mitos en torno a este alimento tradicional

En un artículo anterior hablábamos sobre el pan y los muchos mitos alrededor de él: ¿el pan engorda?, ¿el pan sube la presión arterial? ¿el pan integral es mejor?, ¿es mejor quitar la miga?… Aquí las respuestas:


El pan y las dietas para adelgazar


Generalmente, cuando empezamos una dieta para adelgazar, lo primero que se nos pide, es reducir o eliminar el pan nuestro de cada día. Lo cierto es que te sorprenderá saber que el pan no es un alimento muy calórico, apenas aporta un promedio de 115 kilocalorías por unidad.


Lo que nos “hace” engordar es que a veces exageramos con la cantidad de pan que comemos y con las cosas que la acompañan, como mantequilla, queso, embutidos y otros alimentos realmente calóricos. Recordemos, lo que nos hace engordar no es un alimento u otro, sino la cantidad que ingerimos.



Miga o corteza


Una sorpresa: la composición de la miga y la corteza es exactamente la misma; la única diferencia entre ambas es que la miga tiene más agua y la corteza es seca. Por eso, en realidad, en 100 gramos de ambas, la que tiene más calorías sería la corteza. ¡Deja de quitarle la miga a tu pan!



Pan integral y pan sin sal, ¿mejores para la salud?


El pan integral o pan de centeno (de grano entero) contiene más fibra, lo que significa que aprovechamos todas los beneficios de esta. Además, los granos enteros contienen una gran cantidad de complejo B. Esto no significa que el pan “no integral” sea malo, solo que es bueno intercalar ambas variedades.


El pan sin sal puede ser realmente útil para personas con enfermedades como insuficiencia renal, con presión alta dependiente de sodio, o personas con algunos tipos de problemas cardiacos, por lo que el médico o nutricionista aconsejará consumo moderado de sodio y podría elegir como estrategia comer pan sin sal para lograr los objetivos a lo largo del día. Si ninguna de estas enfermedades está presente, no es necesario restringir el consumo de pan, pues en el pan tradicional el contenido de sodio es bajo.



¿Debo comer tostadas y pan de molde?


Lo cierto es que mientras más procesado sea el pan, es peor para la salud. Esto aplica para el pan de molde y todos los panes que vienen envasados y con preservantes. Tienen en promedio más sal, más azúcar, más grasas y más químicos que el pan tradicional. Aquí están incluidas las tostadas, simplemente éstas están deshidratadas. Lo mejor es colocar tu pan roseta o francés, en la tostadora o sartén, ¡y listo!



Vía | lineayforma.com

Hacer un comentario:

Copyright © 2011 | Derechos Reservados. | Política de privacidad | Contacto

Un sitio de ONLIC

Google+