Home » Dietas » El vino, nueva bebida de dieta

El vino, nueva bebida de dieta

Probablemente habrás escuchado en más de una ocasión que beber una copa de vino a la hora del almuerzo es beneficiosa para nuestra salud, por ser este rico en antioxidantes, los cuales ayudan a reducir el colesterol y la presión arterial. Sin embargo ahora nos llega una noticia verdaderamente maravillosa y que a todos nos complace, especialmente a nosotras las mujeres: el vino puede ayudarnos a mantener nuestro peso bajo control.



Tomar con moderación, una o dos copas al día, nos proporciona grandes beneficios. Investigaciones realizadas a en mujeres de peso normal durante un largo periodo de tiempo dieron como resultado que  aquellas que tomaban una o dos copas diarias de vino tinto al día  tenían hasta un 30% menos de posibilidades de sobrepeso que las que no lo hacían.


La razón por la que el vino contribuya a tener un peso saludable es que la digestión del alcohol impulsa a tu cuerpo a eliminar calorías. El organismo de las mujeres crea de forma natural menos cantidad de la enzima que metaboliza el alcohol, que el de los hombres; por lo tanto para digerir una bebida tienen que seguir produciéndola, lo que exige que el cuerpo queme energía.


El alcohol también quema calorías debido a un proceso llamado termogénesis. La razón por la que a veces se te ruboriza las mejillas cuando has bebido algún licor es porque el alcohol aumenta la temperatura corporal, haciendo que el cuerpo  queme caloría para crear calor.



Otro de los buenos y favorables descubrimientos para nosotras las mujeres es que se ha comprobado que quienes beben vino con moderación, comen menos. Se supone que esto se debe a que saborean con más calma la comida y la bebida, y ni que decir del placer de combinar ambos, lo que conocemos como maridaje.


En conclusión, tomar vino te lleva a consumir menos calorías mientras que tu cuerpo quema energía y consecuentemente es menos probable que subas de peso. Aunque es muy importante asumir que no debes sustituir la comida por alcohol. Recuerda que el vino tiene calorías, alrededor de 125 por 148 ml, por lo tanto, beber no es una estrategia para bajar de peso.


Si deseas llevar una vida más saludable, acompaña tu alimentación sana con una copa de vino en el almuerzo y no dejes de practicar deporte (si no dispones de tiempo, con solo 30 minutos de caminata tres veces por semana puedes conseguir mantenerte en forma).


Fuente: Revista Cosmopolitan Octubre 2010.


Vía | lineayforma.com

Hacer un comentario:

Copyright © 2011 | Derechos Reservados. | Política de privacidad | Contacto

Un sitio de ONLIC

Google+