Home » Cabello » Elegir el tinte que tu pelo necesita

Elegir el tinte que tu pelo necesita

Elige tu color de pelo



9 de cada 10 usuarias de tintes confiesan que elegir bien el tono de su pelo les hace sentir más sexys y seguras. Mechas, baños de color, espumas de tono… Anímate a probarlos.


En casa: Los tintes en casa tienen la ventaja de que puedes teñirte cuando y como tú quieras. No temas: es imposible que termines con el pelo rosa (a no ser que quieras). ¡Es facilísimo!


Empieza por lo básico


Es importante que seas consciente del tono real de tu pelo porque el resultado final dependerá de tu base natural. Jamás intentes aclarar tu cabello de morena a rubia con un simple tinte: si no hay decoloración de por medio, no lo conseguirás. Y para ello, sí o sí, tendrás que elegir un producto con amoniaco o lo máximo que conseguirás es darle un cierto y ligerísimo re?ejo dorado a un castaño. Y cuidado con los tonos ceniza: sobre los rubios puede quedar algo verdoso. Identifica tu color natural en las cartas de color que encontrarás junto a los lineales de coloración en tu supermercado (los clasifican por números) y muévete siempre dentro de tu gama (los que empiecen por tu mismo número o sucesivos). Si quieres lanzarte a un cambio radical, es mejor que acudas a una pelu para no llevarte disgustos. Aunque el peluquero Luis Miguel Vecina, de Camille Albane, nos tranquiliza: “Si has querido intentarlo en casa no te preocupes: todo tiene solución. Ten en cuenta que es más fácil arreglar un cambio de color suave (los pigmentos suelen arrastrarse con los sucesivos lavados y existen productos profesionales para acelerar este proceso) que un cambio demasiado radical, que solo puede taparse aplicando encima otro tinte más oscuro”.


Elige el resultado


Hay muchos productos diferentes. Opta por uno u otro según lo que quieras obtener. Los champús con color oscurecen hasta 3 tonos y no dejan efecto raíz. Se aplican como una mascarilla y se van con los lavados. Los tintes permanentes tienen más pigmentos y sustancias que los hacen penetrar en profundidad por lo que se mantienen intactos (o casi) pase el tiempo que pase. Pero necesitan retoque de raíz cada tres o cuatro semanas. ¿Quieres unas mechas efecto sol, el degradé de Alexa Chung o simples re?ejos alrededor de la cara para iluminar? Hay kits que vienen preparados para hacerte la vida fácil con gorros por los que sacas los mechones a teñir o peines especiales que te ayudan a separar las zonas a tratar. Necesitas algo de maña pero todo es ponerse. Si eres fan de lo eco y hasta la palabra amoniaco te da alergia, también tienes productos para ti. Garnier, Herbatint o Clearé son muy suaves con tu pelo y tu cuero cabelludo y están libres de amoniaco y parabenos (derivados del petróleo, como las cremas eco y bio). Muchos de ellos llevan además vitaminas para fortalecer. Insistimos, no sirven para cambios radicales en los que sea necesario aclarar el tono.


Tómate tu tiempo


Pero estate atenta. Asegúrate que lo tienes todo antes de empezar: toalla, guantes, pincel, peine de púas anchas, champú para lavarte a continuación… Cada minuto cuenta. Prepara la mezcla, sigue las instrucciones y sobre todo ¡no te pases de tiempo! Te asegurarás de conseguir el color que has elegido.


En salón: Experimenta nuevos matices, reflejos y cambios radicales sin riesgos. Cuesta un poquito más, pero a cambio recibes mimos profesionales.


Pide por es boquita


¿Eres de las que pre?ere ponerse en manos expertas para cambiar o sublimar el tono de tu melena? Perfecto. Haz de esta experiencia todo un éxito y el súmmum del placer. Explícale a tu estilista con todo lujo de detalles lo que quieres, llévale fotos y no te cortes en señalar el resultado que deseas de sus cartas de color. ¡Están para eso! Además, aprovéchate de su sabiduría y deja que diagnostiquen tu look y tu pelo (puedes tener el cabello sensible, castigado, envejecido, poroso, graso…), para decidir qué color y producto es el que mejor te va. ¿Otra ventaja indiscutible? Las fórmulas “pro” son más ricas en matices y los colores son menos “sucios” (palabras textuales de los mejores tinturistas), porque los pigmentos son más sofisticados y consiguen un acabado más natural. Otro plus: los especialistas mezclan varios tonos hasta conseguir exactamente el resultado acordado. Y eso no tiene precio porque en casa te costaría lo mismo o más (en dinero y esfuerzo) si es que aciertas a la primera… Suma y sigue: ¿qué hay de los trabajos que ellos llaman “técnicos”: mechas, transparencias, degradados, re?ejos, barridos…? Puedes encontrar en el mercado ciertos preparados para casa pero exigen dedicación y maña. Muy pocas de nosotras se atrevería. Y es que solo ellos sabrán hacerte estos efectos especiales en sintonía con el corte que lleves realzándolo, dándole textura y movimiento, aportándole un plus de volumen…


¿Eres sensible?


Lo seas o no, prueba lo último de lo último: coloraciones permanentes sin amoniaco que ni pican, ni huelen. Los Laboratorios L’Oréal Professionnel han desarrollado Inoa, un tinte con un gel-óleo dermoprotector especial para el cuero cabelludo sensible, un gel-colorante que sustituye al amoniaco y sirve de base a los pigmentos, y una crema reveladora con ioneno G que protege la cutícula y reduce el escozor. Y acaban de lanzar una versión para las melenas maduras con ingredientes nutritivos y protectores. Puedes elegir entre 10 tonos básicos naturales, 6 dorados, 10 marrones, 12 rojizos, 9 beige y 3 ceniza. ¿El único inconveniente? Solo podrás aclarar tu color en un máximo de tres tonos. Para acabados más evidentes hay que usar preparados con amoniaco… no queda otra.


Trucos profesionales


• No apliques nunca un tinte permanente sobre un champú color: la mezcla de pigmentos queda fatal.


• No te laves el pelo antes del tinte: su grasa natural lo protege y ayuda a que el color se fije mejor.


• Cuando falten 5 minutos para terminar el tiempo de coloración, masajea el tinte por toda la cabeza para unificar el tono. ¡No olvides los guantes!


• Si no te has teñido nunca antes, acuérdate de hacer el test de alergia: prueba la mezcla detrás de la oreja o en el antebrazo, déjalo actuar, espera 24 horas y observa cómo reacciona tu piel.


• Ten en cuenta que las zonas con mechas o las canas quedarán algo más claras pareciendo reflejos naturales.


• Si no te fías del color impreso en la caja prueba antes con un mechón de tu propio pelo de la nuca.


Vía | tuestetica.com

Hacer un comentario:

Artículos relacionados:

  • ¿Eres parte del 37 por ciento de mujeres que se tiñe el pelo en casa? Cada vez son más las que lo hacen solas o que le piden a su colorista consejos para evitar esas costosas citas. Te damos una ...

  • En cuanto llega el verano, todas nos ponemos a hablar del daño que se produce en el pelo. La combinación de sol, cloro o salitre y brisa marina efectivamente es un cóctel de lo más destructor. Pe ...

  • No deja de sorprenderme cómo evoluciona la moda de los peinados, los estilismos que se crean cada temporada. Algunos son auténticas obras de arte.  Os pongo algunas fotos de mis favoritos:Para em ...

  • Aunque no le prestemos mayor atención, el cuero cabelludo debe ser tenido en cuenta al momento de cuidar nuestra salud, pues es el soporte del cabello y requiere de una buena alimentación y de cu ...

  • A todos nos ha pasado en algún momento ver en la  televisión o revistas a reconocidas artistas o personajes famosos con nuevos cortes de pelo y de pronto como un flash ¡Se nos cruza la idea! V ...

Copyright © 2011 | Derechos Reservados. | Política de privacidad | Contacto

Un sitio de ONLIC

Google+