Home » Estética » Estética y salud para tu boca

Estética y salud para tu boca



Besamos, hablamos, reímos, nos enfadamos… La boca es una de las principales protagonistas del rostro y una poderosa arma de atracción


Nadie se resiste a unos labios carnosos y sensuales… Así que no es de extrañar que la barra de labios sea el producto cosmético más utilizado en el mundo. Y es que un simple retoque de carmín es un gesto que va mucho más allá de la pura coquetería.


Así lo confirma un reciente estudio de la firma francesa Yves Rocher sobre la mujer y la belleza, que revela que los productos imprescindibles para las españolas son la barra de labios y el lápiz de ojos, seguido del brillo de labios. Así, 48 de cada 100 españolas utiliza al menos una vez al día la barra de labios. En lo que se refiere a nuestros tonos favoritos, el color rosa tiene gran aceptación entre las más jóvenes, con un 31% de adeptas, seguido por el marrón, con un 24% y que encuentra su público más fiel entre las mujeres de 25 a 44 años. El rojo también tiene sus seguidores, con un 11% de incondicionales tanto entre las más jóvenes como las más maduras. Y es que este tono para los labios es unánimemente el más chic.


El color labial anticrisis


Paradojicamente, el rojo es el color que se impone en épocas de recesión económica. Se ha demostrado que, a la hora de apretarse el cinturón, las mujeres pueden prescindir de unos zapatos o un bolso, pero no de su barra de labios. ¿La razón? Además de subir su autoestima, su adquisición no desestabiliza el presupuesto familiar. Ya lo vaticinó Leonard Lauder, hijo de Estée Lauder, cuando dijo que si se dispara la venta de pintalabios rojos, se avecina una crisis. Se cumplió en EE.UU. tras el 11-S, y en España la venta de labiales de este color se incrementó un 20% el año pasado.


Sácale partido al rojo


Es un tono que gusta a la gran mayoría de las mujeres, pero a la hora de la verdad son pocas las que se atreven a utilizarlo. Y es que, ¿a quién favorecen? Un maquillador profesional dirá que a todas las mujeres. Y razón no le falta, porque tiene una paleta cromática tan amplia y tantas texturas que, seas rubia o morena, encontrarás uno que te favorezca. Además, ¡es el color elegido por los gurús del maquillaje esta temporada!


Si tienes los labios finos y no quieres renunciar al rojo, utiliza un gloss en su lugar, ya que aporta luminosidad e impregna los labios de un modo más sutil.


Si quieres fijar el color para que dure todo el día, utiliza antes en perfilador en un tono idéntico al de la barra de labios. Delinéalos y, a continuación, rellénalos con el mismo lápiz, así evitarás que se desplace el color. Después, utiliza un pincel para aplicar la barra de labios. Besa un pañuelo de papel, aplica polvos translúcidos y vuelve a repasar la barra de labios con el pincel. ¡impecables durante horas!


Tonos nude


Los tonos nude siguen siendo una apuesta segura. Las mujeres de labios finos deben decantarse por los tonos más claros y luminosos dentro de la gama de los rosa, melocotón o beige, y texturas brillantes que aporten volumen. Si, por el contrario, tienes los labios gruesos, opta por acabados mate en colores marrones y teja.


Labios para una fiesta


Si has elegido el socorrido y siempre acertado vestido negro, Roberto Siguero, make up artist nacional de Lancôme, te da las pautas para jugar con el maquillaje y conseguir un estilismo con el que no pasarás desapercibida:


• Si el maquillaje de tus ojos es neutro, no dudes en pintarte los labios en un rojo intenso: le aportará un toque muy sofisticado.


• Si quieres un acabado más moderno, apuesta por los fucsias o los naranjas.


• Si lo que te gusta es la naturalidad, sólo necesitas un poco de brillo para evitar que el look quede demasiado plano.


• Su buscas un resultado sensual, alíate con los tonos nude, que aportan un toque de color muy elegante.


Labios desproporcionados


Los excesos siempre son malos, pero si hablamos del volumen de los labios… el resultado puede ser incluso peor. Y si no, piensa en la boca de Melanie Griffith, Renée Zellweger o Esther Cañadas. Y es que no siempre hay que seguir los dictados de la moda, especialmente cuando proponen tendencias que no encajan con nuestro rostro y rompen su armonía. Al igual que la cordura ha vuelto a imponerse en cuanto a las medidas de pecho (y hasta una “fashion victim” como Victoria Beckham se ha quitado las prótesis de mama desproporcionadas que hasta hace poco lucía), los labios excesivamente voluminosos están empezando a caer en el olvido. Afortunadamente, la naturalidad vuelve a los labios. “En general, a la gente ya no le gustan los labios grandes y hay más tendencia a utilizar rellenos reabsorbibles que no dan tantos problemas”, afirma el Dr. Martín del Yerro.


En la mayoría de los casos, esos antiestéticos labios rígidos con bultos que incluso acaban por descolgarse, son el resultado de infiltraciones realizadas con materiales de relleno no reabsorbibles, principalmente los de silicona líquida. Esta sustancia, cuyo uso con fines estéticos está prohibida en España, produce una reacción inflamatoria inducida por la propia silicona, que provoca abultamientos fibrosos localizados en forma de grumos o granulomas. En el caso de la silicona, se denominan siliconomas y se trata de una reacción fibrosa del organismo ante un cuaerpo extraño, “que puede provocar hasta inflamación en toda la cara”, advierte el Dr. Martín del Yerro. Pero, ¿es posible quitar los rellenos de los labios? “Es más fácil cuando se trata de un granuloma, que permite que se aborde la cirugía desde la parte interna del labio, lo cual resulta mucho más sencillo. Cuando el labio está muy voluminoso se puede quitar, pero la cicatriz se nota más que si abordamos el labio por dentro”, reconoce este cirujano plástico, reparador y estético. Ésta es la razón por la que recomienda que se utilicen sustancias de relleno reabsorbibles.


Boca estética


“Conseguir una sonrisa bonita depende de la unión de los tres colores presentes en la boca” explica el Dr. Antonio Bowen, especialista en implantología. Así, se habla de estética rosa, blanca y amarilla. Sólo cuando estos colores son proporcionados se puede hablar de una boca estética.


Estética amarilla: se refiere al volumen del hueso, que implica tanto la correcta posición de los dientes como la salud de los tejidos gingivales. Su evaluación se realiza mediante técnicas de diagnóstico en 3D por imagen y el tratamiento de las alteraciones (exceso o falta de tejido óseo y alteraciones morfológicas) corresponden a la cirugía.


Estética roja: se centra en la morfología de la encía, que puede verse alterada por patologías (enfermedad periodontal) o retracción y pérdida del volumen, y cuyo tratamiento se basa en el específico para la primera o en la cirugía para la segunda.


Estética blanca: trata la morfología, posición y salud de los dientes. Las técnicas actuales son definitivas y pueden dar a los dientes el aspecto y la salud que todos deseamos. Incluso la malposición dentaria tiene fácil solución con los tratamientos ortodóncicos, que “pueden solucionar casi todos los problemas con el uso de brackets o técnicas de ortodoncia invisible, o con técnicas de microcirugía ortodóncica, cada vez más frecuentes, que consiguen incardinar las tres estéticas y alcanzar un resultado satisfactorio y una excelente salud oral”, concluye.


Vía | tuestetica.com

Hacer un comentario:

Copyright © 2011 | Derechos Reservados. | Política de privacidad | Contacto

Un sitio de ONLIC

Google+