Home » General » Fórmulas para tratar tu rostro

Fórmulas para tratar tu rostro

La textura ideal para tu piel



Gel, crema, aceite… ¿Sabes cuál es la textura ideal para tu piel? Escoge las mejores fórmulas para tratar tu rostro.


Hidratante


Son básicos que no deben faltar en ningún tocador, pues todo rostro necesita hidratación. Esta textura se emplea para cuidar los tipos de piel más comunes: seca, normal y mixta. Suelen contener lípidos, vitaminas, extractos de plantas, frutas… Se extiende con facilidad y deja la piel mate. Elige la tuya con protección solar. Suelen ser aptas para todo tipo de pieles, especialmente las sensibles: calman la irritación y se absorben rápido.


Gel-crema


Los geles carecen por completo de lípidos (es decir, grasa) o bien tienen muy pocos. Su textura es mucho más ligera y la absorción que la piel hace de ellos es inmediata. Son muy ricos en agua, por lo que hidratan mucho sin aportar grasa. La mayoría suele llevar extractos de cítricos, ligeramente astringentes y purificantes. Pieles jóvenes con tendencia al acné, grasas o rostros que tengan los poros demasiado dilatados.


Nutritiva


Son cremas que, además de hidratar, van cargadas con principios activos relacionados con los lípidos y aceites. Tienen la capacidad de nutrir y contribuir a que las pieles deshidratadas retengan el agua que necesitan. Epidermis muy secas y ásperas. También van bien en pieles reactivas que padezcan cuperosis. A partir de cierta edad (50), la piel necesita alimentarse con este tipo de cremas más ricas.


Exfoliante


Lociones con partículas de arrastre que limpian la piel. Contienen azúcares de frutas, semillas, minerales… Aportan luminosidad y la dejan lisa. Están indicadas en todo tipo de piel, pero cambia la frecuencia de aplicación, según sea ésta más o menos sensible: una vez por semana para pieles finas y delicadas y dos o tres en el caso de piel grasa.


Leche


Tienen el aspecto de una crema líquida y es así porque su concentración de activos no es tan alta como en otras; por eso resulta más fluida. Esta textura es habitual en productos desmaquillantes que, a la vez que limpian, tratan la piel. Van bien para eliminar restos de maquillaje e impurezas en pieles que no tengan problemas de sequedad excesiva o deshidratación.


Aceite


Tienen altas concentraciones de lípidos, lo que se traduce en una textura rica y fundente. En el rostro, se utilizan antes de los tratamientos habituales, para enriquecerlos, o como productos de limpieza facial. Pieles castigadas, sensibles y secas. También como ‘curas’ de choque en momentos concretos, por ejemplo tras un viaje largo en avión. Si consideras que el aceite es demasiado graso para ti, prueba cremas que contengan este ingrediente.


Vía | tuestetica.com

Hacer un comentario:

Copyright © 2011 | Derechos Reservados. | Política de privacidad | Contacto

Un sitio de ONLIC

Google+