Home » Tratamientos » La meditación puede ayudar en la menopausia

La meditación puede ayudar en la menopausia

La-meditacion-puede-ayudar-a-la-menopausia


La menopausia o climaterio, es una etapa normal de la vida, pero los síntomas de que ese momento ha llegado pueden llevar muchas molestias para la mujer, que incluso pueden afectar sus actividades diarias. La meditación puede ayudar a disminuir algunos de sus síntomas, como los bochornos (sofocamientos), los sudores nocturnos y el insomnio. La Universidad de Massachusetts realizó un estudio que demostró que una técnica basada en la meditación budista reduce el estrés asociado con los sofocos y mejora el funcionamiento físico, psicológico y sexual.


Alrededor del 40% de las mujeres menopáusicas sufren de bochornos y sudores nocturnos, que atentan contra su calidad de vida, señalaron los investigadores. Pero ya que la terapia de reemplazo hormonal se ha relacionado con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca, cáncer de mama y accidente cerebrovascular, el entrenamiento de la mente permite que las mujeres sean menos reactivas a los síntomas de la menopausia.


El estudio dividió a 110 mujeres entre las edades de 47 y 69 años, en dos grupos; uno recibió la capacitación, mientras que el otro permaneció en “lista de espera” para aprender la técnica. Las participantes llenaron cuestionarios para determinar los factores que influían en los sofocos, como por ejemplo, el consumo de alcohol y el ejercicio de yoga.


Los investigadores también midieron cuatro dimensiones de la calidad de vida: física, psicológica, vasomotora (sofocos), y la función sexual. Las mujeres calificaron los síntomas en una escala de cuatro puntos que iba desde “nada” hasta “extremadamente” preocupada. Se llevaron diarios anotando el número y la intensidad de los sofocos y sudores nocturnos. En promedio, las mujeres tenían el puntaje máximo para la sudoración y de moderada a severa para sofocos.


Después de tomar clases una vez a la semana durante ocho semanas y un día completo de capacitación, las mujeres del grupo de entrenamiento tuvieron una disminución promedio del 15% en la cantidad de sus síntomas, frente al 7% para el grupo control. En cuanto a la intensidad de los síntomas no hubo grandes diferencias, pero el grupo de entrenamiento informó un mejor sueño y menos ansiedad.


“Lo que más nos sorprendió fue el efecto sobre el sueño“, dijo el doctor Carmody, resultando el entrenamiento de la atención (mediante meditación) tan eficaz como la terapia de reemplazo hormonal, para reducir el insomnio.


Vía | vivirsalud.com

Hacer un comentario:

Copyright © 2011 | Derechos Reservados. | Política de privacidad | Contacto

Un sitio de ONLIC

Google+