Home » Salud » Las células madre

Las células madre

Vauva

¿EN QUÉ PARTES DE NUESTRO CUERPO HAY CÉLULAS MADRE?

En todas. En todo momento se mueren células de nuestra piel, sanguíneas, del epitelio digestivo, y se están renovando a partir, justamente, de estas células madre. Por eso, hay paradigmas en Biología que se están rompiendo hoy en día, como el que afirmaba que las neuronas no se regeneraban porque no había células madre en el cerebro. Además, lo que cambió “la cabeza”    en este campo fue que las células madre de la médula ósea, que están codificadas y direccionadas para regenerar médula y tejido sanguíneo, pueden irse para otro lado y regenerar corazón, hígado, páncreas e inclusive, tejido neurológico. Por eso, la utilización para otros fines que no sean médula ósea es lo que está cambiando la medicina regenerativa hoy. En caso de un infarto, se podrían sacar células de la médula ósea de un paciente e inyectárselas en el tejido cardíaco dañado, que “mágicamente” se regeneraría.

¿QUÉ SON LOS BANCOS DE CÉLULAS MADRE DE USO PROPIO CONCRETAMENTE?

El concepto de “uso propio” implica la posibilidad de guardar, en el momento del parto de un hijo, la sangre que quedó remanente en su cordón umbilical, por si el día de mañana, tiene, él mismo o algún otro familiar (hermanos o padres), la necesidad de utilizarlas.

¿QUÉ PASA EN EL RESTO DEL MUNDO EN RELACION A ESTE TEMA?

En Argentina, hay siete bancos privados de células madre. Y en todo país de Latinoamérica existe al menos uno. Es más, en la mayoría, hay más de un banco de células de cordón umbilical para uso propio. Brasil tiene unos ocho. La tendencia comenzó en Estados Unidos, donde habrá unos 25 aproximadamente. Un país en el que curiosamente está prohibida la congelación privada de células madre, es Francia; tiene una política sanitaria muy especial. Allí se considera que la placenta y la sangre del cordón umbilical es propiedad del Estado, entonces los padres no pueden disponer de eso. Salvo excepciones, se ha extendido enormemente en todos los países.

¿DE DÓNDE SE EXTRAEN LAS CÉLULAS MADRE QUE TIENEN COMO DESTINO LA CRIOPRESERVACIÓN?

La sangre del cordón umbilical tiene un altísimo contenido de ellas. Esta sangre, que normalmente se descarta luego del parto, es la principal fuente de células madre para todo tipo de trasplante de médula ósea en niños, y gran parte, en adultos. Un chiquito que hoy necesita un trasplante de médula ósea tiene dos fuentes de cordón a las cuales recurrir: una es su propia sangre del cordón si es que sus padres tuvieron la precaución de guardarla al momento de su nacimiento; la otra es acudir a un banco público (el de la Fundación Garrahan es uno). El inconveniente de este último es que hay que buscar una muestra compatible, y aún así, existe riesgo de rechazo.

¿POR QUÉ LAS PAREJAS SUELEN RECURRIR A LA CRIOPRESERVACIÓN DE CÉLULAS MADRE?

Algunas porque ya tienen un hijo con riesgos de requerir, en el futuro, un trasplante de médula ósea o de necesitar estas células: o sea, hay un enfermo en la familia que hace que sea casi obligatorio guardar esta sangre. Un muy bajo porcentaje, porque alguno de los padres tiene una patología y cree que, el día de mañana, podría beneficiarse con estas células. Y la gran mayoría de los casos, por precaución, por la responsabilidad que implica guardarlas “por las dudas” y pensando “ojalá que nunca las use”. En líneas generales, se hace en concepto de seguro biológico.

¿A QUÉ SE REFIERE CON “SEGURO BIOLÓGICO”?

Estas son células que se tirarían a la basura, y que en vez de eso, alguien decide guardarlas porque son 100% compatibles con su hijo, tienen un potencial enorme de formar médula ósea y, además, son útiles para otros fines. Hoy está demostrado que estas células no sólo regeneran médula ósea sino que también servirían para la patología cardiaca, diabetes, problemas neurológicos, regeneración de la piel, hueso, hígado, entre otros usos. En patología cardiaca hay trabajos muy importantes; en esta área, se está por dar el gran paso entre lo experimental y lo de rutina. A medida de que aumentan las indicaciones de tratamiento de enfermedades con estas células, las chances de que un bebé que está naciendo hoy requiera de estas células, aumenta. En la actualidad, el uso en diabetes es experimental, pero si el recién nacido de hoy desarrollase la enfermedad a los 12 años, no existen dudas de que se beneficiaría con ellas. Estamos sólo ante el comienzo de lo que se conoce como medicina regenerativa y hay mucho que está demostrado, como médula ósea y leucemias, y otro tanto por demostrarse.

¿CUÁL ES EL MÉTODO DE EXTRACCIÓN?

Se retira la sangre del bebé retenida en la placenta y el cordón, luego del parto; es decir, la extracción comienza cuando ya se cortó el cordón umbilical y el bebé fue llevado a Neonatología. La muestra es recolectada y entregada a los padres, que luego la llevan al laboratorio en cuestión.

¿CUÁL ES EL PROCEDIMIENTO POSTERIOR EN EL LABORATORIO?

En general, la muestra se pesa, se evalúa, y luego se procede a la separación de las células madre del resto de la sangre. Las células madre van a parar a un concentrado que se guarda en una bolsita de 25 mililitros. Ésta, se congela a 196 grados bajo cero en nitrógeno líquido hasta el momento de ser utilizada. No hay límite de tiempo.

QUIERE DECIR QUE, CRIOPRESERVADAS, ¿LAS CÉLULAS MADRE SON ETERNAS?

En teoría, sí. El primer trasplante con células madres de cordón umbilical se hizo en el año 1988; parte de esa muestra se dejó congelada y se descongeló el año pasado, observando que estaban perfectas. O sea, hasta hoy, se puede afirmar que por unos 15 años se mantienen. De todos modos, al estar congeladas, tienen todas sus funciones paralizadas, por lo cual, podrían seguir así muchos años más.

Vía | revistabuenasalud.com

Hacer un comentario:

Tags: ,
Copyright © 2011 | Derechos Reservados. | Política de privacidad | Contacto

Un sitio de ONLIC

Google+