Home » Noticias » Los calentadores eléctricos no dejan perder peso

Los calentadores eléctricos no dejan perder peso

En esta gran lucha conjunta contra la obesidad y todos los factores que la provocan, mantienen y la vienen incrementando en el mundo, unos científicos en Londres reportaron que en su investigación encontraron que la poca exposición al frío puede estar ayudando al aumento de la obesidad, sobretodo en países como Europa y Estados Unidos, pero esta realidad se viene acercando a otros lugares también.


Por aquí en Latinoamérica, donde el clima es generalmente templado a caliente, nos preguntamos ¿cómo la población de estos países puede tener poca exposición al frío con inviernos tan crudos? La respuesta: calentadores eléctricos.



Es bien sabido que en lugares con inviernos devastadores no hay hogar, centro comercial, cine, colegio sin calentador. El problema, los científicos dicen, es que la gente ya no los está usando para elevar la temperatura un par de grados, sino que mantienen constantemente una media de 27 – 28 grados centígrados. Convierten el frío invierno en un verano.


Además de significar un gran atentado medioambiental (los calentadores consumen excesiva energía), se han encontrado asociaciones entre poca exposición a la temperatura natural ambiental y el abuso de estos aparatos con personas obesas.


Esta propuesta tiene sentido: cuando hace frío, nuestro cuerpo gasta más energía sólo en calentarse. Todos sabemos que gastar energía es sinónimo de quemar grasitas acumuladas, ¿verdad?



Otra forma cómo el usar calentadores puede influir en la obesidad, es que el “termostato” natural que llevamos dentro pierde sensibilidad. Ese termostato es conocido como “grasa parda”, una grasa de mucho interés recientemente, ya que se ha descubierto que, a diferencia de la grasa común que almacenamos, cuya función fundamental es sólo la de reserva (exacto, esas “reservas” que nunca se nos van).


La grasa parda tiene como función principal “quemar” la grasa común para producir energía utilizable. Si este sistema pierde sensibilidad, hay mayor riesgo de acumular más cantidad de grasa común y poseer menos grasa parda.


Vía | lineayforma.com

Hacer un comentario:

Copyright © 2011 | Derechos Reservados. | Política de privacidad | Contacto

Un sitio de ONLIC

Google+