Home » Consejos » Los secretos de las antiguas civilizaciones para concentrarse mejor

Los secretos de las antiguas civilizaciones para concentrarse mejor

¿Eres estudiante de secundaria, estás aplicando a la universidad, o estás haciendo ciencias y matemática? ¿Tu trabajo incluye mucha concentración? ¿Por qué no utilizar los secretos de tres grandes civilizaciones cuando de mantener listos y concentrados a sus estudiantes se trataba? ¡Prepárate para descubrir como beneficiarte de estos secretos!


El secreto mejor guardado de Grecia

¿Creerías que ya en la antigua Grecia los sabios investigaban maneras de estimular a sus estudiantes para que lucharan contra las distracciones y siguieran los pasos de sus mentores? Pues, en estas antiguas escuelas donde las horas de estudio de matemáticas, física, leyes, metafísica y filosofía podían extenderse hasta 14 al día, era necesario un poco de ayuda para mantener concentrados y dispuestos a los estudiantes.



Adivina qué descubrieron: la menta, además de mantenerlos despiertos (recuerda que en esa época ni si quiera había Power Point), les daba mejores resultados a la hora de hacer sus pruebas de matemática. Comer menta en alguna de sus formas y mantener unas hojas en tu escritorio para perfumar el ambiente, funciona.

La civilización Inca y su mate para la productividad

El pueblo la utilizaba para tener fuerza de enfrentar las duras jornadas de trabajo en sus campos, pero las clases privilegiadas la usaban para mantener sus cerebros agudos y ávidos de recibir conocimientos ancestrales.


Hablamos de la coca, la planta sagrada de los Incas, la cual contiene compuestos químicos que ocasionan un estado de alerta más intenso que la cafeína, y sin los peligros de esta. ¡Ah!, y no debes agregarle azúcar.


Al-Jwarizmì, ¿te suena? Sí, de su nombre viene la palabra “algoritmo”; escribió una pequeña ayuda para el estudio de las matemáticas (si puedes concentrarte en estudiar matemática pura con esta ayuda, ¡sirve para lo que sea!): el cuerpo debe estar limpio, dicho de otro modo, es bueno, según él, ir al baño antes.



Tu alimentación debe ser equilibrada y estar libre de comidas que dejen muchos desechos (en nuestros días, se referiría a la comida procesada, alcohol y grasas saturadas) y respirar aire puro.


Él aconsejaba estudiar cerca a una ventana y con luz natural siempre que sea posible, e incluir pequeños paseos en el jardín de rato en rato. No olvidar acompañar las horas de frío con un té caliente y unas hojitas de menta. Tal vez él sabía el secreto de los griegos también.


Vía | lineayforma.com

Hacer un comentario:

Copyright © 2011 | Derechos Reservados. | Política de privacidad | Contacto

Un sitio de ONLIC

Google+