Home » Estética » Maquillaje para siempre

Maquillaje para siempre

Makeup Time


Conozca los secretos de la micropigmentación, la tecnología que le permitirá estar espléndida desde la mañana a la noche, en su trabajo o en la playa. Siempre linda, siempre natural.


Si alguna vez soñó con estar siempre arreglada, con los ojos y la boca perfectos, alégrese. Aquí tiene la solución. La micropigmentación es la aplicación de pigmentos en la piel con fines estéticos o reparadores. Se trabaja en las capas medias de la dermis con un dispositivo provisto de una  a ocho agujas, de acuerdo con la zona y el caso, utilizando pigmentos inorgánicos y minerales, que aseguran la inalterabilidad del color. El efecto logrado es el de un maquillaje semi-permanente, que tiene una duración de dos a seis años.


Se utiliza para realzar o corregir cejas, ojos, labios y areolas mamarias. Caso por caso, le explicamos los secretos de esta técnica salvadora.


CEJAS


Es ideal para redibujar cejas asimétricas o que han cedido al paso del tiempo. También para rediseñarlas y lograr una expresión más juvenil y luminosa. Oculta perfectamente la alopecía (ausencia del pelo). Disimula las cicatrices y las imperfecciones. De acuerdo con el caso, se trabaja dibujando pelo por pelo, sombreando o punteado. Lo mejor es elegir un color natural, que armonice con el tono de piel y de cabello. Negro, jamás. No sólo avejenta, sino que con el tiempo puede virar al gris o al azul. La micropigmentación de las cejas tiene un mágico efecto de lifting visual. En una sola sesión y sin bisturí se logra la apariencia de diez años menos. Si no está decidida por el lifting, es un excelente paso previo.


OJOS


El maquillaje permanente redefine y da profundidad a la mirada a la vez que resalta el marco de las pestañas. También puede corregir la línea del párpado cuando, tras una cirugía estética, el resultado no es el esperado. Es ideal para elevar los párpados caídos u ojos muy redondos. El delineado puede realizarse como una línea sobre párpado superior e inferior o punteado entre pestañas. El punteado queda muy natural con o sin maquillaje.


BOCA


Esta técnica permite agrandar labios demasiado finos, corregir las asimetrías producto de lesiones o cirugías, disimular comisuras caídas, emparejar líneas, formas y volúmenes. También se la utiliza con personas que tuvieron labio leporino, para dibujar y formar los labios, tras las cirugías reconstructivas. Además de la línea, el sombreado y el punteado, puede utilizarse también el relleno en mucosa, que son puntos de pigmento que producen una explosión de color y permiten resaltar labios muy deslucidos. El maquillaje permanente en la boca tiene una ventaja adicional. Las arrugas peribucales corren en forma vertical pero la pigmentación se hace en forma horizontal. Así constituye una barrera de contención que impide que el labial se corra.


PECHOS


La micropigmentación es además una técnica insuperable para recrear la areola y el pezón luego de una mastectomía. Asimismo, se la emplea para oscurecer areolas muy claras, redefinir líneas exteriores desdibujadas o ampliar areolas muy pequeñas, sobre todo después de colocarse implantes mamarios. En el caso de cirugías de reducción, la pigmentación se utiliza para camuflar las cicatrices, llevando el tejido cicatrizal a los tonos de la piel. El mismo método se puede aplicar para cualquier otra cicatriz del cuerpo o el rostro. Este trabajo requiere más de una sesión y tiene una efectividad superior al 70%.


QUIÉN LO HACE


Si usted ya se decidió, el próximo paso es buscar una profesional seria. No se quede con la primera opinión. Recorra y consulte. La persona idónea es una cosmiatra especializada en el área. Debe utilizar agujas y material descartables, pigmentos de primera calidad y trabajar en un ambiente de asepsia. No es un procedimiento demasiado económico, así que sospeche si le piden una suma baja. Una buena profesional la ayudará a elegir un estilo, diseño y color de acuerdo con sus rasgos, su personalidad y sus necesidades. Recuerde que este maquillaje dura hasta seis años y que lo va a ver al levantarse y al acostarse cada uno de esos días.


CÓMO SE HACE


En la primera sesión, se decide el color y la forma y luego le aplicarán parches con anestesia local, la misma que se utiliza para extirpar lunares comunes. De este modo, la cosmiatra puede empezar a trabajar en el área sin que usted sienta ninguna molestia. A medida que el trabajo progresa, va aplicando anestesia líquida, como la que se usa en odontología, sobre la piel. Con esto basta para mantener la zona insensibilizada y concluir la pigmentación cómodamente. No obstante, hay zonas más delicadas que otras. La boca suele ser el área más sensible. Por eso suele utilizarse parches y anestesia líquida al mismo tiempo y antes de empezar.


Una vez terminada la intervención, relájese. Seguramente estará un poco inflamada y los colores serán más oscuros de lo que usted esperaba. Eso es normal.


En unos días comenzará la descamación del área pigmentada y el tono bajará en un 50%. A los quince días, con el tejido ya cicatrizado, tendrá la segunda sesión. Ese es el momento del retoque y de decidir si quiere el diseño un poco más marcado que el original.


CUIDADOS POSTERIORES


Después de la intervención tendrá que aplicarse alguna loción descongestiva y compresas frías. Los primeros días no debe mojar la zona, sino mantenerla bien lubricada. No podrá usar productos con alcohol ni ningún tipo de cremas, menos aún las que contengan ácidos. Durante el período de descamación no se rasque. Y después, acostúmbrese a usar pantalla solar factor 25. Es la forma más sencilla de asegurar que su maquillaje permanente dure mucho tiempo.


Vía | revistabuenasalud.com

Hacer un comentario:

Copyright © 2011 | Derechos Reservados. | Política de privacidad | Contacto

Un sitio de ONLIC

Google+