Home » Consejos » Pareja: Cómo fortalecerla en tiempos de crisis

Pareja: Cómo fortalecerla en tiempos de crisis

cg1863.


Cuando las parejas son capaces de focalizar en los principios que realmente importan en su vida juntos, la relación de pareja comienza a comportarse de una manera más efectiva.


La cuestión económica, los gastos, la falta de plata, son los temas que llevan fácilmente a los matrimonios a discusiones y peleas. Desesperanza y angustia, son solo algunos de los sentimientos que traen aparejadas estas situaciones. En este punto aparece la necesidad de poder descontaminarnos de tanto negativismo, para resguardar nuestros tesoros más valiosos: la pareja, los hijos, la familia. ¿Cómo lograrlo? Veamos algunas pautas para seguir adelante con optimismo.


CONCEPTOS ÚTILES PARA DAR UNA LUZ AL CAMINO DE LA CRISIS


El hecho de padecer imprevistamente hechos de violencia, pérdida de empleo a pesar del buen desempeño, genera en las personas escepticismo y desesperanza. Es interesante resaltar dos conceptos que resultan útiles. El primero, más conocido y el segundo, no tan utilizado:


1.- Concepto de crisis


Una crisis no es más que una situación en un período de cambio inminente, el punto en que las cosas podrían mejorar o empeorar, pero inevitablemente cambiarán. Se dice que el equivalente chino de la palabra “crisis”, se compone de dos caracteres que significan: “peligro” y “oportunidad”. Lo cierto es que desde nuestra óptica la crisis constituye una oportunidad. Las personas frente a la crisis reaccionan de diversos modos:

Quizá se echen atrás y esperen que los cambios ocurran.Intenten dirigir el cambio.Encuentren a alguien a quien echarle la culpa del estado de crisis.Pidan ayuda para impedir el cambio no deseado.

2.- Concepto de resiliencia


Es la capacidad de soportar las crisis y adversidades y recobrarse. Es la capacidad del ser humano de salir herido pero fortalecido de una experiencia que desde su percepción subjetiva u objetivamente es crítica. La palabra “resiliencia” se suele denominar en nuestro lenguaje como “entereza”. Desde esta óptica la pareja puede verse en este momento como una “entidad dañada” o como “grupo capaz” de enfrentar los desafíos, reafirmando sus posibilidades en sus experiencias de crisis y conferir un sentido a la misma.


Qué hacer con los problemas

Toda pareja tiene la capacidad potencial de actuar con entereza y hay muchas maneras de hacerlo. Es mejor contar con una variedad de estrategias de superación para enfrentar distintas crisis y desafíos, a medida que se presentan. Creamos así una barrera protectora que nos permite mantener la competencia en circunstancias angustiantes.La manera en que la pareja afronta y maneja las experiencias disociadoras, mitiga el estrés, se reorganiza con eficacia y sigue adelante su vida. Esto redundará en la adaptación inmediata y mediata de los miembros de las parejas, de la familia y de ésta como unidad.La entereza abarca tanto la vulnerabilidad como la capacidad regeneradora, puesto que se ocupa de la aptitud para minimizar el impacto disociador de una situación estresante, modificando las exigencias o desarrollando recursos para hacerles frente.Esto posibilita la prevención como capacidad de anticiparse a las dificultades futuras, aprendiendo de lo vivido y planear estrategias de superación más eficaces.

¿Cómo lo hacemos?


Fomentando:

La cohesión.La flexibilidad.La comunicación franca.La capacidad para resolver problemas.

¿Para qué?

Para dar un sentido a la situación crítica y desarrollar así la luz a la esperanza.Mantener un foco en la pareja, lo que  permitirá soportar los desafíos disociadores y recobrarse.

Vía | revistabuenasalud.com

Hacer un comentario:

Copyright © 2011 | Derechos Reservados. | Política de privacidad | Contacto

Un sitio de ONLIC

Google+