Home » Dietas » Perder peso en cinco días

Perder peso en cinco días

dieta5diasUna dieta para bajar de peso no debe significar “pasar hambre”, por el contrario debemos sentirnos satisfechos a toda hora, habiendo ingerido alimentos saludables.

Con la dieta de los cinco días no te privas de nada, excepto de los kilos de más, el cansancio que ello produce y los ataques de hambre. Perder peso y mantenerlo depende principalmente de mantener un nivel normal de azúcar en la sangre y evitar que esta baje. El azúcar baja es lo que produce los ataques de hambre, que son en gran parte los culpables del sobrepeso.

 

Una vez que se consigue controlar el hambre con la dieta, notarás que tienes más energía, deseos de trabajar y mayor concentración mental. Es en esta etapa cuando podrás disfrutar de algunos “extras”, como un plato de pasta, postre de chocolate o un aperitivo, una o dos veces por semana.

Este efectivo plan de adelgazamiento consiste en lo siguiente:

  • Comer a horas específicas para nivelar el azúcar en la sangre.
  • Espaciar las comidas, ya que esto ayuda a que las enzimas de la digestión se regulen.
  • Ingerir alimentos determinados y combinarlos de manera también específica. Esto ayuda a mantener el nivel adecuado de insulina en el organismo.
  • Al despertarte es natural que el nivel de azúcar este bajo. Desayuna en la primera media hora para subirla. El desayuno consiste en una proteína y un carbohidrato. Nunca uses azúcar en dieta. A las dos horas del desayuno, ingiere una fruta.
  • En el almuerzo, come una proteína (carne, pollo, pescado, etc.) y vegetales duros, como apio, zanahoria cruda,o un plato vegetariano, por ejemplo: una buena ensalada, una sopa de vegetales, una berenjena rellena, etc. El pan es opcional, pero siempre en forma de tostadas.
  • Consume pasta solo dos veces por semana y siempre en la cena.
  • Todas las carnes deben ser preparadas al horno, a la parrilla o como prefieras, pero sin freír ni empanizar. Si son enlatadas, que sean en agua.
  • Emplea una mínima cantidad de grasa no saturada al día. Las mejores son los aceites de oliva o de canola.
  • Los quesos contienen mucha grasa, por ello debes consumirlos máximo dos veces a la semana.
  • En la tarde es recomendable comer dos meriendas si vas a cenar a las 8 de la noche. Una debe ser dura y una blanda.
  • La cena debe realizarse a las 8 de la noche, ya que cuando se cena más tarde se almacena más grasa. Ingiere proteínas y vegetales (pueden ser cocidos y suaves). Si no incluiste carbohidratos en el almuerzo puedes hacerlo ahora. Come un plato vegetariano si consumiste proteína en el almuerzo. No comas frutas después de cenar.
  • En el periodo de mantenimiento continua con las regulaciones del plan. Sigue comiendo poco; no retornes a los malos hábitos; procura no comer después de hacer cenado; sigue las meriendas, y permítete ”extras” dos veces por semana: una copa de vino, aperitivos, platos más elaborados, como pizza con ensalada y postres.

Con esta como con otra dieta, consulta con tu médico antes de empezar. Y por último te aconsejamos que no caigas en la tentación de pesarte a diario para ver cuánto has perdido, hazlo una vez por semana en el mismo lugar, hora y con la misma ropa.

Fuente: Manual Vivir Mejor.

Hacer un comentario:

Copyright © 2011 | Derechos Reservados. | Política de privacidad | Contacto

Un sitio de ONLIC

Google+