Home » Belleza » Qué se esconde tras el proceso de envejecimiento y cuánto influye el factor genético

Qué se esconde tras el proceso de envejecimiento y cuánto influye el factor genético

Envejecimiento

¿Cuántas mujeres, mirando a su madre, se han preguntado si serán como ellas al hacerse mayores? La actriz Kate Hudson es una de ellas. De su madre, Goldie Hawn, dice: “Si tengo el mismo aspecto que ella a los 60 podré considerarme una persona tremendamente feliz”. De hecho, a muchas de nosotras nos encantaría heredar las facciones más bonitas de nuestras progenitoras. Pero ¿qué pasa con el resto? ¿hay alguna forma de evitar las arrugas, las manchas de sol o la flacidez?

Cómo envejecemos

En la veintena las funciones de la piel empiezan a ralentizarse gradualmente. El colágeno disminuye, la elastina se agota y las células ya no son capaces de regenerarse al ritmo que lo hacían anteriormente. El paso del tiempo nos afecta a todos, pero lo cierto es que en algunas personas se hace evidente antes que en otras. Sabemos que los factores genéticos y ambientales son determinantes, y que ese proceso se puede controlar, pero ¿hasta qué punto sabemos hacerlo? Durante muchos años se creía que el envejecimiento era un proceso pasivo, causado únicamente por el paso del tiempo. A día de hoy muchos especialistas se decantan por la teoría de que la rapidez o lentitud de su evolución depende del uso que demos “a nuestro cuerpo, a nuestros órganos y a nuestros genes durante ese tiempo”, tal y como explica la doctora Laura Salvador, especialista en Medicina Antiedad de Antiaging Group Barcelona.

Todo parece depender de la actividad genética. Cuando ciertos genes se estimulan, contribuyen a una aceleración general. A veces se evidencia en enfermedades como la progeria (envejecimiento prematuro y muy acelerado), otras se produce un tipo distinto de deterioro (Parkinson, Alzheimer…). Circunstancias especiales aparte, los factores que marcan el reloj del envejecimiento siguen en proceso de investigación. “Se están llevando a cabo estudios en poblaciones longevas, como la de Okinawa en Japón, en la que sus habitantes llegan con frecuencia a los cien años”, apunta la doctora Salvador. Aunque todavía no hay resultados concluyentes, por lo que es difícil contrarrestar el 100% de daños que se producen. Claro, sabemos que la exposición al sol activa muchos resortes (otra razón más para usar cremas solares), al igual que el viento, la polución y las fluctuaciones de temperatura a las que nos sometemos. También hay que tener en cuenta factores intrínsecos del individuo, como el “estrés y la falta de sueño, ya que las deficiencias que se derivan de ellos hacen trabajar más al organismo, aumentando el agotamiento prematuro”, apunta la doctora Mar Mira (Clínica Mira+Cueto).

Qué podemos controlar

“Aunque tengas una predisposición genética para envejecer bien, los hábitos causan un tremendo impacto sobre el resultado ?nal”, dice la dermatóloga Patricia Wexler, que trata a personajes tan famosos como Donna Karan. “Realmente es posible modificar el destino de tu piel”. En este sentido, el periódico especializado Plastic and Reconstructive Surgery hizo un experimento con gemelas idénticas. ¿El resultado? Que “los factores ambientales (tabaco, exposición al sol, estrés…) juegan un papel tan importante como la genética”, asegura Gregory Bays Brown, cirujano plástico retirado y fundador de la conocida marca cosmética RéVive. “En la Facultad de medicina aprendemos que el envejecimiento es en un 75% genético y en el otro 25% puede ser manipulado”. Asimismo, un segundo estudio de Procter & Gamble revela que, aunque la herencia es importante con respecto a arrugas o manchas, la mayoría de las veces los factores externos son determinantes.

En conclusión: si observas a tu madre podrás adivinar tus características “naturales” de envejecimiento, pero tomando una serie de precauciones podrías presumir de cutis ?rme y suave durante mucho más tiempo.

Usa protección solar a diario: Ya lo sabes, pero te lo volvemos a decir: los rayos ultravioleta producen radicales libres que causan un gran daño al colágeno y fomentan la aparición temprana de arrugas.

No fumes: Fumar causa la degradación del colágeno y el oxígeno en nuestra piel. Además los gestos que realizas al fumar empeoran las arrugas.

No hagas dietas yoyó: “Si adelgazas y engordas muy rápido debilitas la salud de tu piel”, apunta Wexler.

Reduce el estrés: En situaciones de ansiedad el cuerpo produce cortisol, una hormona que aumenta los radicales libres.

Invierte las cremas apropiadas: Cada caso es único, te recomendamos que busques un espacio en el que personalicen el tuyo.

Antiarrugas del futuro

“Las herramientas que usamos para entender los procesos por los que pasa la piel se están re?nando por momentos”, asegura Greg Hillebrand, científico de P&G. Antes, el conocimiento del genoma humano era limitado. Ahora, gracias a los estudios realizados, sabemos que hay determinados ingredientes que ayudan a rejuvenecer la piel.

En los últimos años se han realizado investigaciones con ratones, bloqueando ciertos genes encargados del rejuvenecimiento en la piel de los sujetos, aunque todavía no se sabe el alcance de los daños que se pueden llegar a producir al inhibirlos. Pero, entonces ¿qué es lo que sabemos? “La piel joven y la piel envejecida, tienen un determinado nivel de proteínas”, dice George Rivera, científico responsable del desarrollo de la línea Génifique de Lancôme. “Con la edad, los genes y las proteínas de la piel se alteran. Génifique ha demostrado que se puede reactivar la actividad genética e incrementar el número de proteínas, que disminuye con la edad”. En su último lanzamiento, Nutrics, lo han hecho con un cóctel basado en cinco tipos de ceramidas que refuerzan la barrera de la piel y la nutren en profundidad.

Estée Lauder también combate activamente el proceso de degeneración celular con Time Zone. “Somos capaces de prolongar el ciclo de vida de las células activando un gen”, asegura Daniel Maes, vicepresidente de la ?rma. La base de péptidos que hay en los productos Time Zone es la responsable de ese click, que incrementa la resistencia de las células contra los ?ltros UV y reduce visiblemente las arrugas”.

Por su parte, Biotherm combate la flacidez con Celluli Laser Size Code. Su secreto es la AMPK, una proteína que se encuentra en la zona del vientre y se activa con ejercido físico. Sin embargo Adiposveltyltm, un complejo formado por cafeína, aceite de semilla de granada y extracto de loto, ha logrado que se active incluso en reposo. Nos encontramos en el principio de la investigación sobre esta complicada materia, pero si ya hemos sido capaces de modificar el comportamiento de nuestras células… el cielo parece el límite.

Vía | tuestetica.com

Hacer un comentario:

Copyright © 2011 | Derechos Reservados. | Política de privacidad | Contacto

Un sitio de ONLIC

Google+